Los líderes pesqueros del Báltico burlan la prohibición de descartes

Los líderes pesqueros del Báltico burlan la prohibición de descartes

Todos comunicados de Prensa…

En lugar de apostar por la selectividad proponen permitir a los pescadores vender bacalao por debajo de la talla mínima.


April 30, 2014
Madrid
Contact:
Marta Madina ( [email protected] )




Oceana alerta del mal precedente que puede sentar el Báltico, al ser la primera región en proponer un plan de descartes en la UE.

Oceana lamenta que los responsables pesqueros del Báltico hayan decidido adoptar una propuesta que conllevará la disminución de la talla mínima del bacalao, inaugurando así un mercado para pescado por debajo de la talla reproductiva. Este es el principal resultado de la reunión de Baltfish celebrada en Riga esta semana, donde se han debatido aspectos de gestión pesquera y de la prohibición de los descartes, que entrará en vigor en 2015.

“Es decepcionante que los responsables de pesca del Báltico hayan optado por resolver el problema de las capturas no deseadas permitiendo la venta de ejemplares de pequeño tamaño, en lugar de mejorando la selectividad de las artes de pesca y modificando la operativa pesquera. Las tallas de desembarco deberían tener una base biológica para asegurar que cada ejemplar se pueda reproducir al menos una vez antes de ser capturado. Este paso va en la dirección equivocada”, afirma Xavier Pastor, director ejecutivo de Oceana en Europa.

Tras la reforma de la  Política Pesquera Común, la prohibición de los descartes y otras medidas de control deben entrar en vigor próximamente, pero continúan los interrogantes sobre los detalles. El Báltico es la primera región que aplicará la prohibición de descartes en la UE, sirviendo de modelo a los restantes Estados Miembros. Por ello, Oceana teme que si se adoptan malas prácticas estas se propaguen a otras regiones.

“Los líderes bálticos sientan un mal precedente al debilitar medidas de conservación importantes, como las tallas permitidas para el bacalao. Esta nueva propuesta amenaza seriamente la efectividad de la prohibición de descartes. La mejor solución sería mejorar las artes de pesca para que no capturen peces de pequeña talla”, añade Hanna Paulomäki, project manager de Oceana en el Báltico.