Oceana valora la firmeza de la UE en la lucha contra la pesca ilegal en el mundo

Oceana valora la firmeza de la UE en la lucha contra la pesca ilegal en el mundo

Todos comunicados de Prensa…

La Comisión Europea emite tarjeta amarilla a Filipinas y Papúa-Nueva Guinea por no actuar contra la pesca Ilegal, No Declarada y No Reglamentada


June 10, 2014
Madrid
Contact:
( [email protected] )




La Comisión Europea ha añadido hoy a Filipinas y Papúa-Nueva Guinea a la lista de países que no combaten la pesca Ilegal, No Declarada y No Reglamentada (INDNR o IUU en inglés). Ambos deberán demostrar ahora que han adoptado medidas adecuadas para atajarla y si las carencias detectadas no se resuelven, podrían enfrentarse a la prohibición de exportar pescado y derivados a los mercados de la UE.

“La Comisión Europea ha confirmado hoy su firme decisión de combatir la pesca INDNR, enviando un potente mensaje de que sus acciones anteriores no eran actos aislados sino parte de una política a largo plazo. Ahora, depende de los gobiernos filipino y papú que mejoren radicalmente y adopten una postura decidida en contra de las actividades INDNR en sus aguas o realizadas por su flota. Acabar con esta actividad ilegal mejorará el modo de vida de los pescadores locales y hará aumentar los stocks pesqueros”, afirma Xavier Pastor, director ejecutivo de Oceana en Europa.

La UE ya cerró sus mercados al pescado y derivados procedentes de Belice, Camboya y Guinea. Estos países entraron en la “lista roja” como no cooperantes tras pasar un tiempo en la lista de países con tarjeta amarilla. Filipinas y Papúa-Nueva Guinea se unirán a otros ocho países con tarjeta amarilla y que ahora están “a prueba”: Corea, Ghana y Curasao (incorporados en noviembre de 2013), y Fiyi, Sri Lanka, Togo, Panamá y Vanuatu (en noviembre de 2012).

Más información:

Las actividades INDNR cuestan entre 7.000 y 1.700 millones de euros al año y representan entre 11 y 26 millones de toneladas de capturas en todo el mundo. En 2010, entró en vigor una poderosa herramienta legal en la UE, el Reglamento del Consejo 1005/2008, que aborda el problema de la pesca INDNR en el mundo. Este reglamento permite a la UE adoptar medidas pioneras, como cerrar las fronteras comunitarias a pescado y derivados provenientes de países no cooperantes en la lucha internacional contra la pesca INDNR mediante un sistema de tarjetas amarillas y rojas.