Sobre las redes de deriva

Las redes de deriva están fabricadas con nylon, tienen una luz de malla de entre 18 y 24 centímetros (pueden superar los 40 cm en algunas ocasiones), una altura de 35 metros y una longitud de hasta 20 kms (las redes se componen de una sucesión de paños que les permite alcanzar la longitud deseada). Al ser redes que quedan al margen de la ley, pueden encontrarse adaptadas a las necesidades del infractor y otras medidas diferentes.

En Italia existían dos tipos de redes de deriva ilegales: la spadara (con una luz de malla de entre 340 y 460 mm, utilizada para capturar pez espada), y la ferrettara (con una luz de malla de 80 y 180 mm), utilizada para capturar melvas y bonito. En Francia se conocían a las redes de deriva como thonailles y tenían una luz de malla de  entre los 180 y los 240 mm y alcanzaban entre los 2,5 y 10,5 kms de longitud.

Debido a su extensión (de hasta 20 Km.) las redes de deriva son conocidas como “cortinas de la muerte”, ya que en ellas mueren miles de mamíferos marinos, tortugas y especies amenazadas.