Oceana presenta pruebas del uso ilegal de redes de deriva por parte de Italia y Francia en una reunión internacional de países del Mediterráneo