Donate Take Action

Join us

Beth Lowell

Campaign Director

Washington, DC, USA


No necesitas estar en el océano para apreciarlo. De hecho, he de decir que mi pasatiempo marítimo favorito consiste en dar largos paseos por la playa, para relajarme o para recoger conchas. Crecí en Maine y pasé la mayor parte de mis vacaciones en la playa, así que he dado un montón de paseos y visto mucha costa. Ya sea en la costa de Maine o en Key West, Florida, es como si cada pedazo de costa tuviera algo nuevo e interesante que ofrecer.

Aunque he hecho trabajo de conservación durante una gran parte de mi vida adulta, es la primera vez que trabajo para una organización cuyo objetivo específico es proteger el hábitat marino. Si tenemos en cuenta la porción de la Tierra cubierta por el océano, y los pocos grupos que trabajan para protegerlo, es difícil imaginar otro lugar donde mi trabajo fuese más importante.

Aquí en Oceana, trabajo en la Campaña de pesca destructiva, con el fin de aumentar la financiación de programas de protección de mamíferos marinos, fortalecer el Acta de Protección de los mamíferos marinos y promover la protección de la fauna salvaje marina en todas partes (lo que significa que también trabajo para proteger a mis animales favoritos marinos: ¡las focas!). Me gusta trabajar en Oceana porque es una organización ámbito internacional. Además de nuestras oficinas en América del Norte, nuestros colegas en Europa y América del Sur están muy comprometidos trabajando para garantizar que estas regiones reciban tanta atención y protección del mar como  en los EE UU

No resolveremos los múltiples problemas a los que se enfrentan nuestros océanos hasta que no nos demos cuenta de que realmente se trata de un problema global. La gente de Oceana se dan cuenta de esto, y esa es una de las razones por las que tenemos tanto éxito.