Manos de muerto, un coral blando

Autor: Signe Damkjaer
Fecha: Octubre 26, 2011



Dead men's fingers, Kattegat Denmark. © OCEANA / Carlos Minguell

Si todavía no sabes de qué disfrazarte para Halloween este fin de semana, ¿qué tal este coral blando? Las manos de muerto (Alcyonium digitaturn) puede que hayan dado un susto a un submarinista o dos. El llamativo nombre que tienen proviene de la apariencia de este animal, que se parece un poco a los dedos hinchados de un ahogado. Las manos de muerto son corales blandos que se encuentran en zonas costeras del Atlántico norte y resultan habituales en la mayor parte del Báltico. La foto está hecha en el Kattegat, durante la expedición de Oceana al Báltico la pasada primavera.

Las manos de muerto viven en colonias naranjas, amarillas o blancas. Cada “dedo” es una colonia individual que consiste en diminutos animales que comparten esqueleto. Los dedos pueden medir hasta 20 centímetros. El animal vive de pequeñas partículas en suspensión y usa sus tentáculos para filtrar el agua y coger la comida. Por ello, las manos de muerto dependen de lugares donde haya corriente.

Hay colonias de machos y colonias de hembras. En otras, machos y hembras viven juntos. Y algunas son hermafroditas, es decir, machos y hembras a la vez. Al ser fertilizado, el huevo se convierte en una larva que se hunde al fondo, donde busca una superficie para asentarse. Cuando la larva encuentra un lugar, se convierte en pólipo. Y cuando se juntan más pólipos, acaban formando un “dedo” de mano de muerto.

Los peores enemigos de las manos de muerto son los nudibranquios, que viven de roer los dedos de las manos de muerto, y la araña de mar (Pycnogonum litorale), que chupa los fluidos de los corales.