Pesca artesanal vs pesca de arrastre en Baleares

Embarcación de pesca artesanal amarrada en Cala Molí, Addaia, Menorca, Islas Baleares, España. © OCEANA / Marta Carreras

Autor: Angela Pauly
Fecha: Noviembre 29, 2011



La pesca en las Illes Balears se ha caracterizado históricamente por ser artesanal. Además de un medio de vida, está actividad representa un rasgo sociocultural que diferencia estas islas de cualquier otro lugar. Actualmente esta pesca artesanal está sufriendo un fuerte retroceso en el archipiélago debido, sobre todo, a la sobrepesca. La presión que ejercen la pesca de arrastre, que destruye los fondos marinos y los ecosistemas que en ellos se encuentran,  la recreativa y la submarina, que acaban con los ejemplares de gran tamaño, está provocando la desaparición de la pesca tradicional que utiliza artes de pesca selectivos.

A modo de ejemplo, artes de pesca selectivos como las nasas han sido sustituidos por largas redes de trasmallo para poder conseguir lo que antes se conseguía con mucho menos esfuerzo. Hoy en día, se considera que las principales especies objetivo del trasmallo se encuentran sobreexplotadas.

Para asegurar la actividad pesquera en las Illes Balears, se hace necesario preservar y potenciar la pesca artesanal sostenible en detrimento de la pesca industrial, asegurando el cumplimiento de la normativa establecida, incorporando de manera progresiva artes de pesca más selectivos y desarrollando una serie de mejoras para que esta actividad milenaria resulte una actividad rentable, duradera y respetuosa con el medio ambiente.

Algunos datos:

  • En 1974 la flota artesanal contaba con 933 embarcaciones, cifra que se ha reducido a una tercera parte en 2009. En 2009 contaba con sólo 319 embarcaciones.
  • A pesar de que la isla de Mallorca es la que representa mayores desembarques e ingresos de todas las Illes Balears, 75% y 67%, es la de menor rentabilidad en sus ventas, con un valor promedio de 8,9 €/kg, mientras que las islas de Formentera (14,4 €/kg) y Menorca (14,1 €/kg) son las que obtienen mayor rentabilidad a sus ventas.
  • Según datos del Govern Balear, en el periodo 2007-2009, la pesca de arrastre gastó un promedio de 55€ por cada 100€ producidos. De estos 55€ ,  40 € se debían al consumo de combustible. La pesca artesanal registró unos gastos promedio de 35 € de 100 € producidos, de los que 18 € correspondían a consumo de combustible.

La pesca de arrastre, a pesar de generar menos empleos que la pesca artesanal (228 tripulantes frente a 404) recibe tres veces más subvenciones: 3,3 millones de euros para pesca artesanal, frente a 9,9 millones de euros para