Nemo solitario: encontrar un amigo para Nemo es cada vez más complicado

© Natascia Tamburello

Autor: Angela Pauly
Fecha: Diciembre 13, 2011



Buscando a Nemo es una de nuestras películas favoritas y, al parecer, no estamos solos en esto. Buscando a Nemo fue la segunda película más taquillera en 2003, nada más y nada menos que detrás de El Señor de los Anillos. Lamentablemente, hace poco leímos  la noticia de que el 16 por ciento de las impresionantes criaturas en Buscando a Nemo se enfrentan a la amenaza de extinción. Lo que es peor, parece que el éxito de la película ha provocado la sobrepesca de peces payaso para así satisfacer la demanda de los amantes de Nemo, que se apresuran a llenar sus acuarios con estos peces.

Un artículo de esta mañana del Washington Post trae a colación un punto interesante acerca de la compleja relación entre los seres humanos y especies marinas, que no parece aplicarse a los animales terrestres. Boris Worm, biólogo marino de la Universidad Dalhousie de Canadá, lo expresa mejor: "Cuando la gente ve una hermosa película acerca de los tigres, no piensa en salir y disparar a un tigre. No van a comprar un tigre ", declaró Worm en una entrevista. "Cuando se trata de animales marinos piensan ‘me preocupo por ellos, así que me gustaría tenerlo uno’ o ‘me preocupo por ellos, por eso me gusta pescarlos’” .


El pez payaso y sus casas de arrecifes de coral no son los únicos en problemas. Las tortugas marinas se enfrentan a un mayor riesgo tanto por la destrucción de sus áreas de anidación y de quedar atrapados y muertos como captura incidental en artes de pesca comercial. Mientras tanto, 73 millones de tiburones son capturados cada año para satisfacer la demanda de sus aletas, se suman a los otros millones capturados por su carne y como captura accidental. Muchas de estas especies majestuosas están en grave peligro.


No sé vosotros, pero en Oceana no queremos un futuro en donde los animales y los hábitats marinos de Buscando a Nemo  sean nada más que un recuerdo de una época en la que los océanos eran ricos y diversos...