Parásitos del Báltico

© OCEANA / Carlos Minguell

Autor: Patricia Valdés (Voluntaria) y Angela Pauly
Fecha: Enero 31, 2012



El Báltico no está desierto.

Puede parecer que hay poca vida en el Báltico, especialmente en comparación con los colores del Mediterráneo o el Atlántico. Sin embargo, si miramos con más detenimiento hay mucho que descubrir. Os dejamos una muestra de algunos ejemplares de parásitos que vimos en la expedición 2011.

© OCEANA / Carlos Minguell¿Veis el anélido parásito (Piscicola geometra) sobre el pez escorpión (Triglopsis quadricornis) en la foto de arriba? Los encontramos a ambos en el Golfo de Botnia, una de las partes del Báltico con menos biodiversidad marina. De hecho, no llegan a diez las especies de peces que hay en la zona. Aquí, en el extremo norte del Báltico, Oceana propone la creación de dos áreas marinas protegidas de algo más de 600 km2 cada una.

Este ejemplar joven de medusa azul (cf. Cyaena lamarckii) y el anfípodo parásito Hyperia galba fueron vistos en Fladen, en el lado sueco del Kattegat. Oceana propone integrar las áreas que ya están protegidas en la zona para crear un área mayor, gestionada por Suecia y Dinamarca y que incluya tanto zonas profundas como arrecifes y bancos someros.

 

© OCEANA / Carlos Minguell

A pesar de su pequeño tamaño, pueden proporcionarnos información muy valiosa, y consideramos que con nuestra propuesta de conservación de áreas marinas en el Báltico ellos y las especies a las que parasitan estarán a salvo.