Un viaje a lo profundo con ayuda de un robot

© OCEANA

Autor: Candela Farroni (Voluntaria)
Fecha: Abril 18, 2012



Aunque pueda sonar un poco como ciencia ficción, trabajar con robots es cuestión cotidiana para los científicos de Oceana. Nos referimos en realidad al ROV (robot submarino) que es parte de nuestras expediciones desde el año 2006 y permite lograr imágenes como estas. Oceana ha sido pionera entre las ONG al incorporar esta tecnología.  

¿Cuál es el trabajo principal que realiza este robot? Su función es documentar los hábitats y especies a los que es más difícil acceder, para conocerlos y poder fundamentar las propuestas de protección. La mayoría de las áreas protegidas en Europa son costeras y su protección se extiende a las especies que habitan en zonas superficiales.

Todavía se desconoce mucho sobre las zonas profundas y muchas han sido filmadas por primera vez en misiones de Oceana con el ROV. Esto es algo que queremos cambiar, y los videos y fotografías que captura el ROV en sus recorridos nos permiten acceder a información que de otra manera no podríamos. Las imágenes despiertan un interés que esperamos convertir pronto en nuevas medidas de protección para las zonas y especies de profundidad que actualmente son olvidadas.

En estos años los datos que obtuvimos gracias al ROV nos han dado unas cuantas sorpresas agradables, como el descubrimiento de un  valioso arrecife de coral  o la posibilidad de justificar (¡y lograr!) la protección del tiburón cerdo y otras especies.