Esperanza para el atún rojo

© OCEANA Keith Ellenbogen

Autor: Angela Pauly
Fecha: Septiembre 25, 2012



Hay algunas noticias esperanzadoras sobre el futuro del atún rojo, uno de los iconos del Mediterráneo y, durante mucho tiempo, un espantoso ejemplo de los efectos de la sobrepesca y la pesca ilegal.

El atún rojo, muy popular entre los amantes del sushi, estaba al borde del colapso. En 2006, la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT, por sus siglas en inglés) estableció un plan de recuperación para establecer con un 60% de probabilidad que los stocks se recuperaran a niveles que pudieran producir el Rendimiento Máximo Sostenible (MSY) en 2020.

Las medidas de gestión y un espectacular aumento en los controles para prevenir la pesca ilegal han acabado por arrojar algo de esperanza para el futuro de estas magníficas criaturas. Según los científicos de ICCAT, el stock de atún rojo se está recuperando.

Pero este paso positivo debería verse sencillamente como el primero en una larga fila de escalones hacia la completa recuperación del stock, aún sobreexplotado. El atún rojo es una especie de vida larga y por ello tiene una baja tasa de recuperación. Por eso, es esencial que el plan siga su curso, ya que todavía queda mucho camino por delante para que se pesque de forma sostenible en el Mediterráneo.

Aunque a menudo son ignoradas, hay que seguir las recomendaciones científicas. Y estas ahora mismo apuntan a la precaución, lo que resulta el consejo más acertado cuando se trata de un gran depredador tan demandado.