¿Hasta qué límite llegan los derechos de un país ribereño sobre el territorio submarino que le rodea?

EMAM

Autor: Cristina Lopez de las Heras (Voluntaria)
Fecha: Septiembre 4, 2012



Estos derechos se ejercen hasta una distancia de 200 millas marinas desde la costa, o a mayor distancia (hasta 350 millas) si su plataforma continental va más allá de ese límite. Para demostrarlo se deben proporcionar suficientes argumentos geológicos y morfológicos.

Ello es lo que pretende el Estado luso con la exploración del fondo marino por medio del  robot submarino “Luso”, que llega a 6.000 metros de profundidad.

Desde finales de agosto, Portugal está explorando el fondo marino que rodea Las Azores, concretamente la falla submarina de Hayes. Las Azores, como todas las islas, tienen unas características geoquímicas especiales y se pretende ver hasta donde llegan. Las rocas y sedimentos recogidos permitirán reforzar las pretensiones portuguesas de que existe una continuidad geológica de las Azores hasta esa zona.

Esta campaña es parte de un proyecto más amplio para extender la plataforma portuguesa. Ello daría al país jurisdicción sobre el suelo y subsuelo marinos, más allá de las 200 millas actuales de la ZEE (Zona Económica Exclusiva).

Dicha propuesta fue hecha a las Naciones Unidas en 2009 y la valoración final será en 2016.

Si la ONU apoya sus pretensiones, a los 92.000 km2 de territorio emergido, islas incluidas, y a los 1.600.000 km2 de la ZEE correspondientes, se sumarían 2.150.000 de la plataforma continental añadida. Esto hace un total de más de 3.800.000 km2, que es más de 41 veces el territorio emergido.

Esta misión es una gran inversión en el conocimiento del fondo marino, primer paso para su protección. Seguiremos sus investigaciones, así como las realizadas por otros países con propósitos similares, y esperamos que la exploración de nuevas zonas se traduzca en una mayor protección para el mar.