Montañas submarinas: puntos calientes de biodiversidad mucho más abajo de las olas

© OCEANA

Autor: Angela Pauly
Fecha: Enero 17, 2013



Si sigues nuestro trabajo, quizá te hayas percatado de que tenemos debilidad por las montañas submarinas. Bueno, lo reconocemos: hay algo de obsesión en ello.

¿Qué tienen las montañas submarinas que nos encantan?

¿Gran biodiversidad? Sí.

¿Mamíferos marinos y superdepredadores? Sí.

¿Ecosistemas productivos que incluyen hábitats esenciales y sensibles? Sí y sí.

Resulta desconcertante lo poco que se sabe de las profundidades. Es de entender, dado que la tecnología necesaria para investigar y estudiar estas zonas lleva poco tiempo lo suficientemente extendida, pero el hecho es que incluso hoy las áreas marinas protegidas tienden a concentrarse más cerca de la costa. Lamentablemente, nadie sabe demasiado de las montañas sumergidas y por ello su biodiversidad permanece oculta.

Por eso, hemos adoptado la misión de investigar estos puntos todo lo posible durante nuestras expediciones. Hace un par de año, exploramos el Canal de Ibiza, donde se encuentran varias elevaciones, como Nao Mound, Morrot de Formentera y la montaña de Xàbia. El canal es profundo –casi mil metros– y se encuentra entre Baleares y la Península Ibérica.

Entre las cosas geniales de este canal, es un sitio de paso de los rorcuales camino al santuario para mamíferos marinos de Pelagos (una gran área entre Francia e Italia). Hemos sido los primeros en obtener vídeo de sus profundidades y estamos empezando a analizar toda la información obtenida. En este álbum de Flickr puedes ver algunas de las fotos que hemos capturado: http://www.flickr.com/photos/oceanaeurope/sets/72157632516398249/show/

El examen de estas imágenes se está haciendo gracias al apoyo de la Fundación Biodiversidad, y en las próximas semanas sacaremos a la luz algunos vídeos fascinantes. ¡Estate pendiente!