Los científicos elevan la voz contra el desastre balear

© OCEANA / Juan Cuetos

Autor: Natividad Sánchez
Fecha: Febrero 1, 2013



¿Qué tiene que ocurrir en unos pocos meses en un área relativamente pequeña -5.000 km2- para que 180 científicos de diferentes organizaciones se pongan de acuerdo para firmar un documento conjunto y lo envíen a la prensa? Muchas cosas, y ninguna buena: drásticos recortes presupuestarios en zonas protegidas, despidos que desmantelan equipos de trabajo, destrucción del trabajo de años…

Todo esto está ocurriendo en Baleares, y los científicos ya se han cansado de seguir callados. Desde hace meses, hemos estado difundiendo noticias sobre los preocupantes recortes en las reservas marinas, que en muchos casos dejan este patrimonio natural virtualmente en manos de los furtivos. Ahora corre peligro la recuperación de muchos lugares únicos, lograda en las últimas décadas. “Especialmente preocupante nos parece la situación en el Parque Nacional de Cabrera”, señala el manifiesto.

¿Es tan caro proteger adecuadamente estos lugares? “La conservación de los ENP [espacios naturales protegidos], contrariamente a lo manifestado repetidamente por esta administración, no es cara, especialmente si la comparamos con determinadas inversiones públicas”, dicen los investigadores. Más aún: “Los espacios naturales protegidos tienen valor mercantil, contable, a través de los innumerables servicios ambientales que proveen: fuente de materias naturales, soporte de ganadería extensiva, reservas hídricas, contención de los procesos de erosión, etc.”

Muchos de los firmantes trabajan fuera de España, así que no se les puede acusar de falta de perspectiva. En Oceana estamos totalmente de acuerdo en que el Govern balear debe dejar de poner en peligro estos maravillosos lugares. Si proteger tus pertenencias más valiosas no es una prioridad, ¿qué lo es entonces?