¿Quo vadis, arenque del Báltico?

© OCEANA LX

Autor: Hanna Paulomäki
Fecha: Julio 16, 2013



Hace unos días me encontraba en la expedición costera de Oceana en el lado finlandés del Quark (Golfo de Botnia), recogiendo información sobre el mundo submarino con ayuda de un robot y de buceadores.  Sucedió que pasamos por un puertecito cuando dos arrastreros de tamaño medio estaban desembarcando arenque en dos grandes camiones, lo que me hizo pensar, ya que era evidente que las capturas estaban destinadas a una fábrica cercana de pienso para visones.

El arenque es la especie más importante para los pescadores de Finlandia, aunque el consumo humano de este pescado decayó en la década pasada. Hoy en día, la mayoría de las capturas se destina a alimentar visones y pescado de piscifactoría. Por ejemplo, en 2009 los finlandeses consumieron 5.945 toneladas de arenque, frente a 48.000 vendidas para pienso de visones. Finlandia tiene una cuota total anual de arenque del Báltico de 106.897 toneladas. La cocina tradicional en los países nórdicos cuenta con diversas recetas de arenque: marinado, en escabeche, fermentado, ahumado... y otras tantas versiones más.

Así que ¿por qué cada vez tengo menos arenque en el plato? ¿Por qué se alimenta a los visones con este manjar tradicional y a mí se me priva de él? Una razón es la alta concentración de dioxinas que tiene este pescado, lo cual ha echado atrás a algunos consumidores. Sin embargo, algunas voces críticas sostienen que podríamos comer de forma segura cinco veces más arenque que el que consumimos en la actualidad. Además, los consumidores prefieren el salmón de acuicultura y el atún en lata. Del primero en concreto, se sabe que tiene concentraciones de sustancias dañinas, como trazas de antibióticos.

Otro aspecto es que cuando se pesca para el consumo humano, los barcos tienen que desembarcar las capturas con más frecuencia con el fin de mantener una alta calidad. Para el pienso de visón, el pescado se puede almacenar a bordo durante más tiempo. Sin embargo, los pescadores obtendrían un mejor precio por el producto vendido para consumo humano que para el de las granjas de visón.

Al tiempo que disminuía la cuota de arenque en el Báltico estos últimos años, también lo hacía el número de finlandeses que capturaban esta especie. Ahora son pescadores de Estonia y Suecia quienes poseen más de la mitad de los buques grandes (que pueden permanecer en el mar 2-3 días) y los emplean para pescar la cuota finlandesa. Esto ha reducido el número de buques que pescan arenque para consumo humano, que es lo que nos hace falta si queremos ver este pescado en el plato.

En los últimos años ha disminuido el número de armadores finlandeses con barcos que capturan arenque, ya que estonios y suecos han comprado los buques y están pescando la cuota finlandesa. Esto se debe a la creciente disminución de la cuota total de arenque en el Báltico. Los propietarios extranjeros sobre todo poseen barcos grandes, capaces de permanecer en el mar de 2 a 3 días. De estas embarcaciones, cerca de la mitad tiene propietarios estonios o suecos. Esto ha hecho disminuir el número de barcos que pescan arenque para consumo humano, que son necesarios si queremos tener más arenque báltico en el plato.

La pesca a menor escala –pesca artesanal– proporciona muchos beneficios. Además de aportar arenque de alta calidad a los consumidores, es menos dañina para el medio ambiente. Si bien el arenque se suele capturar con arrastreros pelágicos, en las partes del Báltico más al norte, como el Quark, también se captura con arrastre de fondo. Lo inquietante es que se arrastre dentro de tantas áreas marinas protegidas. En el Quark, Oceana quiere ampliar las áreas protegidas ya existentes uniendo las pequeñas y mejorando la gestión, lo que incluye restricciones a la pesca.