Bauzá, Company y las tortugas de Cabrera

© OCEANA / Carlos Minguell

Autor: OCEANA
Fecha: Agosto 7, 2013



Hoy en el Parque Nacional del Archipiélago de Cabrera ha tenido lugar la tradicional suelta de tortugas recuperadas al mar. Han acudido el presidente del Govern, José Ramón Bauzá y el conseller de Agricultura, Medio Ambiente y Territorio, Gabriel Company. Así que nos gustaría aprovechar este momento para recordar los beneficios de las Áreas Marinas Protegidas (AMPs), esos espacios necesarios para la conservación de la tortuga boba y de otras tantas especies.

Las aguas al sur del archipiélago balear forman parte del gran hábitat esencial donde, cada año, se concentran cientos de ejemplares de tortuga boba (Caretta caretta) para alimentarse y descansar. Este es uno de los motivos por los que Oceana viene reclamando la protección de esta zona y otras aledañas desde 2006, año en que investigamos estos fondos por primera vez y que, lamentablemente a día de hoy, permanecen, en gran parte, sin protección.

Uno de los peligros que acechan a las tortugas en Baleares, sobre todo en Menorca, son las capturas accidentales con trasmallos. Al sumergirse, se quedan enganchadas en las redes y sin poder salir a respirar, mueren ahogadas. El problema se agrava cuando los pescadores usan redes más largas (más de 2000 metros) y las calan más tiempo de lo establecido por la normativa actual (más de 48 horas), ya que aumenta la posibilidad de que estos animales protegidos se queden enganchados. Y lamentablemente, esta infracción es demasiado habitual en Baleares. En las AMPs se debería ir más allá e introducir, de manera progresiva, artes de pesca más selectivos, como las nasas, que no afectan para nada a las tortugas y posibilitan compatibilizar la actividad pesquera con la conservación de las especies marinas.