Políticos daneses en el mar

La ministra Karen Hækkerup con asistentes al acto. © OCEANA/ Erik Albertsen

Autor: Christina Abel
Fecha: Septiembre 5, 2013



El viernes pasado, una serie de políticos daneses, incluyendo a la ministra de Alimentación, Agricultura y Pesca, Karen Hækkerup, acudieron invitados a Elsinor (Dinamarca) para saber más sobre el especial valor medioambiental del Sound, y para hablar de las amenazas a las que se enfrenta hoy en día. Oceana organizó el evento junto con WWF, Greenpeace y la Sociedad Danesa para la Conservación de la Naturaleza, y en él participaron tanto políticos locales como diputados. Las cuatro organizaciones decidimos montar el acto con el fin de situar el medio marino en la agenda política, puesto que se le olvida fácilmente porque sus habitantes quedan fuera de la vista, ocultos en la oscuridad del agua.

El evento representó una oportunidad para que los políticos daneses vieran la flora y fauna marina con sus propios ojos. El viaje incluyó una visita guiada al acuario del Sound, así como un viaje en barco en el que la particular fauna bentónica del Sound quedó al descubierto en una muestra del fondo. Los políticos pudieron tocar una estrella de mar y conocer un cangrejo ermitaño. Jens Peder Jeppesen, director del acuario, dio información sobre las especies y hábitats marinos del Sound, y el pescador costero Søren Jacobsen explicó la difícil situación a la que se enfrentan hoy estos profesionales en Dinamarca. A lo largo del día, las ONG informamos sobre las amenazas y estado del mar, pero también aportamos posibles soluciones para salvarlo.

Al final de la jornada dimos a la ministra y a otros políticos un informe y una propuesta de plan de acción marino que, entre otras sugerencias, incluía establecer grandes áreas marinas protegidas (AMP) para proteger la vida marina, así como implantar buenos planes de gestión en las existentes. También les instamos a minimizar las prácticas pesqueras destructivas, como el arrastre de fondo, y priorizar la restauración de la naturaleza.

Ahora esperamos que los políticos apliquen estos nuevos conocimientos sobre el medio marino en su futuro trabajo. ¡Si no, se lo recordaremos!