Estudios sobre el comportamiento animal

© OCEANA

Autor: Peter Pierrou
Fecha: Enero 22, 2014



¿Podemos aprender algo de los animales con los que compartimos el planeta? Creo que la mayoría de la gente respondería con un rotundo sí, pero cuando se les pregunta exactamente qué, no estoy tan seguro de que todos pudiéramos proporcionar una respuesta bien fundamentada. Personalmente, creo que podríamos aprender algo sobre comportamiento. No me malinterpretéis, sé que no soy el primero que lo piensa porque ha habido estudios de etología animal desde hace casi cien años, así que por un siglo o así he perdido la oportunidad de ser famoso, pero de todos modos veo algo interesante en ello.

Así que ¿qué podríamos aprender exactamente, y de qué animal? Quizás podríamos aprender un poco de la tortuga y relejarnos más en lugar de estar tan estresados, o del perro, y hacernos seres leales y de fiar. O quizá de la gallineta negra, que contrae vínculos y vive, caza y viaja en pareja hasta que la muerte los separa. Probablemente deberíamos tratar de evitar aprender nada de la araña de espalda roja. Parece ser que durante la cópula, el macho suele hacer la voltereta y acabar en la boca de la hembra, mucho más grande, y la mayoría de las veces acaba devorado (!).

Pero no os voy a abandonar con esa imagen en la mente. En su lugar, os dejo con una colección de fotos de animales marinos que hacen cosas muy humanas, como alimentarse, criar y pelearse unos con otros, por citar algunas. Es casi como un viernes en el pub de ahí abajo (¡pero sin cerveza!).

¿Nos habrán estudiado a nosotros también?

Acabo. Llevadme de bares al Flickr de Oceana con estos animales.