Conoce al escorpénido

© OCEANA / Carlos Minguell

Autor: Michalis Mihalitsis
Fecha: Marzo 14, 2014



Con un tamaño entre los 20 y los 30 centímetros, el escorpénido (Myoxocephalus scorpius) se encuentra en aguas del Atlántico Norte y en la mayor parte del Báltico. Es un pez bentónico, lo que significa que vive en el fondo del mar, donde pone los huevos entre las piedras y se alimenta de crustáceos y peces pequeños. Como muchos otros peces, quien vigila los huevos es el macho y no la hembra.

Nos hemos encontrado con él con frecuencia durante nuestras expediciones en el Báltico, conforme avanzábamos hacia la Bahía de Botnia, que es la parte más septentrional de este mar y un entorno muy riguroso para la fauna marina. En esta zona, el hielo recubre el mar al menos durante cuatro meses al año y dado que muchos ríos desembocan en la bahía, la salinidad es extremadamente baja. De hecho, debido a que llegar a estar entre el 3 y el 5‰ (partes por mil), las especies más comunes aquí son las de agua dulce.

El escorpénido es uno de los pocos peces marinos que puede sobrevivir en estas severas condiciones. Es muy efectivo en términos de osmorregulación, lo que controla el equilibrio de agua y sal en el cuerpo y hace que los fluidos corporales no estén ni muy diluidos ni muy concentrados. Esto le permite sobrevivir en aguas tan dulces.

También dispone de un modo muy interesante de adaptarse al gélido ambiente de la bahía: ¡tiene proteínas anticongelantes! Estas inhiben el crecimiento y recristalización de los pequeños cristales de hielo, reduciendo el punto de congelación y permitiendo que el escorpénido sobreviva a temperaturas bajo cero.

Oceana se ha encontrado con este pez en hábitats del Báltico muy diferentes, incluyendo algunas de nuestras propuestas de áreas marinas protegidas, como Bothnian Bay Deep y Ulkokrunni.