Presentamos una nueva serie sobre el cambio climático

© OCEANA / Concha Martínez

Autor: Angela Pauly
Fecha: Junio 2, 2014



¿Habéis oído la última noticia sobre el cambio climático? La Organización Meteorológica Mundial (OMM) ha anunciado que en abril los niveles de CO2 alcanzaron en el hemisferio norte una media de más de 400 ppm (partes por millón es la ratio de moléculas de CO2 del total de moléculas en la atmósfera). Aunque no es la primera vez que hay niveles así de elevados, es la primera que los científicos ven un mes entero con niveles tan altos.

El Dr. James Hansen, uno de los principales climatólogos mundiales, afirma que “si la humanidad desea preservar un planeta similar a aquel en que se ha desarrollado la civilización y al que está adaptada la vida en la Tierra, las pruebas paleoclimáticas y el actual cambio climático apuntan a que hay que reducir los [actuales niveles] de CO2 a 350 ppm como mucho”.

Estos días, los alarmantes impactos de cambio climático salpican los medios y tanto público como dirigentes mundiales están reconociendo por fin lo que los científicos llevan décadas prediciendo. Imágenes de capas de hielo en retroceso e historias sobre el declive de las poblaciones de oso polar, el aumento de los niveles del mar, inundaciones y sequías que arruinan las tierras cultivables han abierto muchos ojos a la batalla contra el tiempo a la que nos enfrentamos. Pero lo que no se trata tanto en las noticias es cómo afecta el cambio climático a lo que ocurre bajo la superficie del océano y lo que significará para la pesca y los ecosistemas marinos.

Por ello, hemos decidido comenzar una serie sobre el cambio climático en nuestro blog, aunque por supuesto hemos escrito sobre ello en el pasado, como cuando hablamos de la acidificación del Mediterráneo hace poco.

Trataremos de la exploración de petróleo y gas en la UE, la acidificación y muchos otros problemas a los que se enfrentan los océanos. Aunque tampoco creemos en que haya que pintarlo todo negro, de modo que también escribiremos sobre las soluciones.

Contadnos si queréis que ahondemos en algún tema. Nos encantaría saber qué tenéis que decir.