Alexandra Cousteau se reúne con pescadores artesanales que faenan en Cabrera

Todos comunicados de Prensa…

Pescadores de la Colònia de Sant Jordi consideran que extender el área protegida sería beneficioso para su actividad y para las especies pesqueras.


Marzo 7, 2013
Madrid
Contact:
Marta Madina ( [email protected] )




Alexandra Cousteau, asesora de Oceana y nieta de Jacques Cousteau, se reunió ayer con pescadores artesanales de la Colònia de Sant Jordi (Mallorca) para interesarse por los cambios que ha registrado su actividad en las últimas décadas, sus perspectivas de futuro y su opinión sobre las áreas marinas protegidas. En el encuentro, varios profesionales expresaron su convicción de que la ampliación del Parque Nacional de Cabreras sería muy beneficiosa para la pesca artesanal y que es necesario actuar a tiempo para asegurar el futuro del sector.

“Lo que me han comentado los pescadores artesanales que faenan en Cabrera coincide con lo que sucede en muchas otras partes del mundo. Los más veteranos llevan décadas utilizando las mismas artes de pesca, pero ahora obtienen menos capturas que antes, y temen que si no se actúa pronto no haya relevo generacional”, señala Alexandra Cousteau. “Por ese motivo, para mí ha sido una gran satisfacción entrevistarme con jóvenes que ya son pescadores profesionales y que ven que con medidas de conservación adecuadas su trabajo puede ser más rentable”.

En la conversación, en la que también estaba presente Xavier Pastor, Director Ejecutivo de Oceana en Europa, los pescadores han expresado su opinión de que las áreas marinas protegidas pueden ser muy positivas, ya que permiten más control de las actividades en la zona y facilitan que aumente la talla y la abundancia de las poblaciones pesqueras. Además, han manifestado que es importante considerar las recomendaciones de los biólogos marinos, pero han reclamado que se les tenga más en cuenta en el desarrollo de estas medidas de protección.

Cousteau, que preveía bucear en el Parque Nacional de Cabrera para apoyar la propuesta de ampliación de Oceana, ha aplazado las inmersiones por el mal estado de la mar.