Descubierto un campo de crinoideos a más de 500 metros de profundidad en Portugal

Todos comunicados de Prensa…

Científicos portugueses a bordo del Oceana Ranger encuentran un hábitat importante para la reproducción de varias especies de valor comercial.


Octubre 15, 2012
Madrid
Contact:
Marta Madina ( [email protected] )




Un equipo de investigadores españoles y portugueses ha hallado un campo de crinoideos a más de 500 metros de profundidad. El descubrimiento se produjo en la costa del Algarve, en el marco del proyecto IMPACT, destinado a estudiar el impacto de la pesca de arrastre en las zonas profundas, y durante la Expedición 2012 del Oceana Ranger. Este ecosistema, poco frecuente a esa profundidad, se encuentra en una zona no afectada por el arrastre.

Las primeras muestras de sedimentos se tomaron a bordo del buque de investigación García del Cid, a través de un proyecto financiado por el programa europeo Eurofleets. La sospecha de la existencia de este tipo de hábitats ha sido confirmada posteriormente gracias a la colaboración de Oceana, a través de imágenes de robot submarino (ROV).

Los campos de crinoideos están clasificados como hábitats sensibles por la Unión Europea, ya que suelen ser utilizados como zonas de reproducción por distintas especies comerciales de peces, como el salmonete y la merluza. La presencia de estos invertebrados, sobre todo en densidades tan altas como las halladas, también es un indicativo de buen estado de los fondos y de un bajo o nulo impacto humano.

El arrastre puede dañar este tipo de campos y afectar el fondo marino, lo que a su vez tiene un impacto en el ecosistema del lecho marino. Sin embargo, en este caso concreto, la existencia de un campo tan denso de crinoideos indica que la zona no ha sido afectada por este arte de pesca.

Los investigadores involucrados en este trabajo analizarán ahora los datos recogidos, que incluyen muestras de macrofauna, meiofauna y microfauna, sedimentos marinos, propiedades de la columna de agua y batimetría detallada de la zona.

El equipo de investigación portugués, coordinado por el CCMAR (Universidad del Algarve), trabaja con diversas instituciones: IPMA (Instituto Português do Mar e da Atmosfera), CESAM (Centro de Estudos do Ambiente e do Mar de la Universidad de Aveiro), Instituto de Ciencias del Mar (CSIC, con sede en Barcelona), Marine Scotland y la Universidad Politécnica de Las Marcas (Ancona, Italia).

Más información: Expedición Oceana Ranger 2012