El Parlamento Europeo vota en contra de una seria amenaza contra las poblaciones de tiburones

Todos comunicados de Prensa…

La decisión del Parlamento Europeo tiende a reforzar el reglamento sobre cercenamiento de aletas de tiburón y a proteger a las poblaciones de tiburones vulnerables.


Septiembre 28, 2006
Madrid
Contact:
Marta Madina ( [email protected] )




La coalición de organizaciones Shark Alliance ha expresado hoy su satisfacción por la decisión del Parlamento Europeo de reachazar las recomendaciones que tendían a debilitar aún más los reglamentos sobre el cercenamiento de aletas de tiburón.

Nos alegra que el Parlamento Europeo haya cambiado el curso de la política sobre los tiburones mediante la sustitución de unas recomendaciones imprudentes por otras que se basan en argumentos científicos,” ha dicho Sonja Fordham, Directora de Políticas de Shark Alliance.Esta decisión refleja una concienciación cada vez mayor respecto a la difícil situación que atraviesan estas especies vulnerables y el deseo de la opinión pública de protegerlas. Confiamos en que éste sea el primer paso hacia un sólido plan de conservación para los tiburones de Europa que se encuentran en peligro”.

Aunque el cercenamiento, que consiste en arrojar al mar el cuerpo del tiburón tras haberle cortado las aletas, está prohibido teóricamente en la UE, los reglamentos son demasiado débiles como para evitar que la práctica se lleve realmente a cabo.

La mayoría de las prohibiciones del cercenamiento se basan en una proporción (ratio) entre el peso de la aleta y el del cuerpo del animal para comprobar así si la cantidad de aletas desembarcada corresponde a la cantidad de cuerpos que se lleva a tierra. Los científicos y la IUCN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) han recomendado que el ratio entre el peso de la aleta y el del cuerpo sea del 2%; el reglamento actual de la UE estipula un máximo del 5%. Ahora, el Parlamento Europeo ha rechazado una recomendación de su Comité de Pesca que hubiera facilitado el cercenamiento ilegal de al menos tres tiburones por cada uno de los llevados a tierra gracias a un ratio excesivo del 6,5%. Sin embargo, alejándose de manera significativa de la línea  seguida por el Comité de Pesca, el Parlamento Europeo pide ahora que se reduzca el ratio al 2%.

Un tercio de las poblaciones europeas de tiburones y rayas evaluadas figura actualmente en la Lista Roja de Especies Amenazadas (como especies vulnerables o en peligro crítico) de la IUCN y se considera que otro 20 por ciento corre el riesgo de formar parte de esa lista en un futuro próximo. En un nuevo estudio científico* publicado en Ecology Letters se calcula que anualmente se matan hasta 73 millones de tiburones para abastecer al mercado de las aletas. Europa juega un papel muy importante en la captura y el comercio mundial de tiburones. En 2003, España fue el mayor importador de productos derivados del tiburón, el segundo mayor exportador y registró la cuarta mayor captura de tiburones de todo el mundo. La enmienda para aumentar la proporción entre las aletas y el cuerpo ha sido promovida por las diputadas españolas del Parlamento Europeo Rosa Miguélez Ramos y Carmen Fraga Estévez.

Con esta votación, el Parlamento Europeo ha reconocido el factor científico, el enfoque preventivo y el alarmante declive de poblaciones críticas de tiburones,” afirma Julie Cator, de Oceana Europa. Ahora le corresponde a la Comisión Europea seguir los pasos del Parlamento y reforzar los reglamentos sobre el cercenamiento de aletas de tiburón como parte de una estrategia global destinada a que las poblaciones de tiburones sean saludables y su pesca sostenible”.

Shark Alliance es una nueva coalición de organizaciones no gubernamentales dedicada a restaurar y conservar las poblaciones de tiburones mediante la mejora de la política de pesca europea. Entre sus miembros se encuentran The Pew Charitable Trusts, The European Elasmobranch Association, MarViva, The Ocean Conservancy, Oceana, PADI International, Project AWARE Foundation y Shark Trust.

* Ecology Letters 2006, ‘Global Estimates of Shark Catches using Trade Records from Commercial Markets’, de Shelley C. Clarke et al.