La expedición de Oceana confirma la necesidad de ampliar las áreas marinas protegidas en Baleares

Todos comunicados de Prensa…

Baleares necesita una estrategia de conservación ambiciosa, que incluya la creación de una gran área protegida en las montañas submarinas y la ampliación del Parque Nacional de Cabrera.


Agosto 14, 2014
Madrid
Contact:
Marta Madina ( [email protected] )




La creación de extensas áreas marinas protegidas ayudará a defender las islas de las prospecciones para siempre.

Oceana ha reunido nuevas imágenes submarinas que avalan la necesidad de ampliar las áreas protegidas en Baleares. La organización internacional de conservación marina ha concluido una expedición a las montañas submarinas del Canal de Mallorca y al Fort d’en Moreu, situado próximo al Parque Nacional de Cabrera, durante la que ha filmado especies muy vulnerables junto a redes abandonadas y marcas de arrastre de fondo.

“La expedición ha permitido documentar los efectos destructivos del arrastre de fondo, que literalmente arrasa fondos frágiles como el coralígeno (magrana) y el maërl (avellanó). Por este motivo, el lunes recibimos con gran satisfacción el cierre a esta pesca destructiva de algunos de los lugares que estábamos estudiando, el Fort d’en Moreu y las montañas de Ausias March y Émile Baudot”, explica Xavier Pastor, director ejecutivo de Oceana en Europa y líder de la expedición. “El siguiente paso debe ser aplicar medidas activas de protección mediante la creación de una gran área marina protegida alrededor de las montañas submarinas del Canal de Mallorca y la ampliación del Parque Nacional de Cabrera para que incluya el Fort d’en Moreu”.

Oceana considera que los próximos meses serán críticos para hacer efectiva la prohibición de la pesca de arrastre sobre estos fondos protegidos y servir de ejemplo a áreas afectadas por problemas similares, como el Canal de Menorca.

Aparte, este avance debe sentar las bases de una estrategia ambiciosa de conservación del archipiélago balear, que vaya más allá de prohibiciones y establezca la creación y ampliación de áreas marinas protegidas. De este modo, se evitarán más daños al medio y se agilizará la recuperación de los entornos dañados.

“Oceana ha sido muy activa contra los proyectos de hidrocarburos en Baleares, pero esta amenaza no debe dejar en segundo plano el esfuerzo de muchos años en favor de una pesca responsable y de conservación de la biodiversidad. Las áreas marinas protegidas permiten la conservación activa de hábitats y especies, y también pueden frenar definitivamente las prospecciones”, afirma Pastor.

La expedición de Oceana a las montañas submarinas de Baleares, de diez días de duración, ha permitido documentar algunos de los enclaves menos estudiados y más interesantes del archipiélago. Determinadas zonas muestran especies en regresión, como corales bambú o tiburones de profundidad, que deben ser protegidas ante el aumento de agresiones al medio. La expedición se ha realizado a bordo del B/O SOCIB y ha efectuado 56 inmersiones de robot submarino (ROV), con una profundidad máxima de 845 metros.

Más información: Expedición a las montañas submarinas de Baleares

Oceana dispone de vídeos y fotografías