Los europarlamentarios se pliegan a la industria y suavizan la normativa de seguridad de las prospecciones en el mar

Todos comunicados de Prensa…

Rechazan la moratoria de las prospecciones en el Ártico pese a que la actual tecnología no garantiza la seguridad en esta vulnerable zona.


Octubre 9, 2012
Madrid
Contact:
Marta Madina ( [email protected] )




Oceana muestra su profundo rechazo al voto de la Comisión de Industria, Investigación y Energía del Parlamento Europeo (ITRE) sobre la propuesta de Reglamento sobre seguridad de las actividades de prospección de petróleo y gas mar adentro. Tras un intenso lobby de la industria petrolera y de los Estados Miembros que realizan prospecciones y se oponen a endurecer las obligaciones de seguridad –sobre todo en el Mar del Norte–, los europarlamentarios han optado esta mañana por ignorar la opinión manifestada recientemente por la Comisión de Medio Ambiente y han suavizado la propuesta.

Los europarlamentarios han desestimado la figura legal que debe tener el instrumento, reclamando que en vez de reglamento sea directiva, lo que irá contra la armonización de los estándares de seguridad en la UE al permitir que los Estados miembros determinen uno a uno qué medidas implementan para alcanzar los objetivos de seguridad. Un reglamento habría asegurado la aplicación directa de los mismos estándares en todos los Estados Miembros, evitando el riesgo de perder rigor o incluir matices como resultado de las interpretaciones y transposiciones nacionales.

Además, al no requerir que la Agencia Europea de Seguridad Marítima (EMSA) realice una supervisión independiente y detallada en toda la UE, la Comisión deja sin resolver aspectos de cumplimiento.

“Esta votación demuestra que nuestros líderes políticos se han alineado tanto con los argumentos simplistas de la industria como con gobiernos que realizan prospecciones y se oponen a mejorar su propio marco regulatorio”, señala Xavier Pastor, Director Ejecutivo de Oceana Europa. “Sin la supervisión de la EMSA, ¿quién asegurará la aplicación de altos estándares de seguridad en toda la UE?”

Los europarlamentarios también han rechazado la moratoria de las prospecciones en el Ártico que había aprobado la Comisión de Medio Ambiente, y se han opuesto a endurecer las precauciones para realizar actividades en condiciones extremas. Oceana advierte de que numerosos organismos acreditados, incluyendo legisladores y la propia industria, reconocen que la actual tecnología de las prospecciones no es segura en aguas heladas. El mes pasado, el Environment Audit Committee británico publicó un informe, Protecting the Arctic, que pedía mayor precaución en el desarrollo de la industria en el Ártico y demandaba una moratoria de las exploraciones y prospecciones hasta que se reunieran determinados requisitos.

“Hay pruebas concluyentes de la falta de eficacia de la reacción a situaciones de emergencia en el Ártico. La oscuridad, las bajas temperaturas, el hielo, las tormentas, la niebla y el aislamiento dificultan enormemente reaccionar con rapidez en este entorno extremadamente vulnerable, pese a lo cual se conceden permisos de prospección a las empresas, afirma Nicolas Fournier, coordinador de la oficina de Oceana en Bruselas. “Me pregunto cómo los europarlamentarios han podido dejar pasar una oportunidad así para proteger esta zona de la explotación de hidrocarburos. Es un asunto de interés público, puesto que lo que le ocurra al Ártico le afectará también al resto del mundo”.

Más información: Oceana’s recommendations on Offshore Drilling in Europe