Oceana advierte al Gobierno de que, con la ley en la mano, el Parque de Cabrera debe ser ampliado

Todos comunicados de Prensa…

Oceana hace un llamamiento al Gobierno para que dé cumplimiento a la legislación y amplíe la parte marina del Parque Nacional de Cabrera.


Julio 12, 2012
Madrid
Contact:
Marta Madina ( mmadina@oceana.org )




Según el Reglamento del Mediterráneo, el Convenio de Barcelona, la Directiva Hábitats y la ley española de Parques Nacionales, los hábitats hallados en los alrededores de Cabrera deberían estar ya protegidos

Oceana considera que el Gobierno está vulnerando diversas normativas nacionales e internacionales al no ampliar la parte marina del Parque Nacional de Cabrera. Legislación ambiental como la Ley de Parques Nacionales, la Directiva Hábitats de la UE y el Convenio de Barcelona listan hábitats y especies a proteger que están presentes en los alrededores de Cabrera y permanecen desprotegidos por hallarse fuera de los límites del Parque. Por ello, Oceana insta al Gobierno a cumplir la ley y extender la protección de Cabrera.

Respecto a la legislación pesquera, las investigaciones de Oceana han demostrado la presencia de importantes extensiones de coralígeno y maërl en los alrededores de Cabrera que España no está protegiendo, pese a que su obligación es hacerlo según el Reglamento del Mediterráneo de la UE para la gestión sostenible de los recursos pesqueros del Mediterráneo.

El  Reglamento, adoptado en diciembre de 2006, establece la prohibición del arrastre sobre coralígeno y maërl, prohibición que España aún no ha hecho efectiva ni en Cabrera ni otras zonas donde ya está constatada la presencia de estos hábitats, como son las montañas del canal de Mallorca, la reserva marina de Migjorn de Mallorca o los alrededores de las islas Columbretes. Además, fija un periodo de dos años para el establecimiento de zonas protegidas de pesca nacionales que protejan tanto recursos como ecosistemas marinos, periodo que venció hace ya casi cuatro años, en diciembre de 2008.

“Llevamos años insistiendo en la necesidad de dar cumplimiento al Reglamento del Mediterráneo de la UE, dada la importancia para la pesca y el ecosistema marino de la conservación de los hábitats protegidos por él", comenta el biólogo marino Xavier Pastor, Director Ejecutivo de Oceana en Europa. “La protección real es inexistente y ya existen áreas en Baleares y otras zonas de España donde el coralígeno y el maërl han sido total o parcialmente triturados por las redes de arrastre. Debemos presionar para convertir esta inacción de los responsables en un cumplimiento real y efectivo de sus obligaciones internacionales”.

En cuanto a la protección ambiental que debe darse a la zona, más allá de los intereses pesqueros, en opinión de Oceana se está incurriendo también en una falta de aplicación de normativas para la protección del mar, como el Convenio de Barcelona, que lista especies y hábitats hallados en la zona investigada por la organización ecologista.

“Hábitats como los campos de crinoideos, los jardines de gorgonias de profundidad y las agregaciones de esponjas están entre los objetivos de conservación de las Naciones Unidas para el Mediterráneo, objetivos que España obvia”, ha manifestado Silvia García, científica marina de Oceana. Por último, la Directiva Hábitats y la Ley de Parques Nacionales son de aplicación también a los hábitats y especies halladas, al estar dirigidas a la protección de muchos de los valores naturales que hemos hallado en estos fondos”.

 

Ficha: Recomendaciones para la ampliación del Parque Nacional Marítimo‐Terrestre del Archipiélago de Cabrera

Informe: Estudio bionómico de Cabrera