Oceana afirma que las prospecciones de Repsol destruirán arrecifes Mediterráneos

Todos comunicados de Prensa…

Oceana consigue las primeras filmaciones sobre los fondos que Repsol destruirá en busca de hidrocarburos en Málaga


Julio 21, 2011
Madrid
Contact:
Marta Madina ( [email protected] )




Las informaciones facilitadas por Repsol Investigaciones Petrolíferas, S. A. (RIPSA), promotor de la perforación de los fondos marinos frente a la costa de Málaga, y el Ministerio de Medio Ambiente (MARM) no reflejan la realidad sobre los hábitats que se verían afectados

Oceana ha hallado importantes hábitats como arrecifes de ostras, campos de anémonas incrustantes blancas, jardines de gorgonias y extensiones de esponjas y ascidias de profundidad en la ubicación exacta en la que Repsol pretende hacer sondeos de hidrocarburos. El Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino acaba de resolver una declaración de impacto ambiental (DIA) positiva para el proyecto Siroco, situado en el mar de Alborán y a 9 kilómetros de la costa de Málaga. Sin embargo, Oceana ha  filmado esta semana imágenes de robot submarino (ROV) que demuestran la presencia en la zona de especies protegidas por normativas nacionales e internacionales.

La declaración sobre el sondeo exploratorio Siroco, recientemente publicada en el Boletín Oficial del Estado, tan sólo contempla la existencia en el área de anélidos, moluscos y artrópodos, dejando fuera otros muchos grupos taxonómicos de relevancia hallados y documentados en el área por Oceana. La DIA justifica a duras penas la larga lista de alegaciones al proyecto recibidas, por parte de organizaciones y organismos destacados por sus conocimientos sobre el mar y sus hábitats, recursos y procesos ecológicos.

Las alegaciones enviadas detallan las serias repercusiones que el desarrollo de esta actividad conllevaría, tanto para multitud de especies de fauna y flora como para ecosistemas en su totalidad, desde la costa hasta los fondos más profundos, y desde los ambientes pelágicos a los bentónicos, todos ellos seriamente amenazados por la actividad de búsqueda de hidrocarburos”, declara Ricardo Aguilar, Director de Investigación de Oceana Europa.La resolución del MARM a favor de esta actividad resulta incongruente y totalmente contraria a sus obligaciones con los convenios internacionales y las directivas europeas de conservación del medio marino, así como con los esfuerzos globales para reducir el calentamiento del planeta a causa del consumo desorbitado de combustibles fósiles”.

El documento refleja incluso el desconocimiento, por parte de Repsol, de la existencia de dos cañones submarinos en las inmediaciones de la perforación, los cañones de Calahonda y Fuengirola, quedando por tanto sin evaluar el impacto sobre estas formaciones y su biodiversidad asociada. Se trata de una falta que no puede ser pasada por alto en una DIA realizada con rigor, si tenemos en cuenta que los cañones submarinos, así como las elevaciones sumergidas también halladas en el área, son objetivo prioritario para la investigación y conservación marina internacional, por ser considerados como lugares de gran productividad y relevancia para la vida en el mar.

La actitud de Repsol y el Ministerio es escandalosa. O bien han realizado tanto la Evaluación como la Declaración de Impacto Ambiental ocultando a los ciudadanos toda esta información o bien ni tan siquiera se han molestado en acercarse a estudiar la zona que va a ser afectada”, denuncia Aguilar.

El Director Ejecutivo de Oceana en Europa, Xavier Pastor, añade: “Existe una seria contradicción entre el discurso de los representantes del Gobierno y los hechos. En todas las comparecencias, seminarios, cursos de verano, etc., los portavoces gubernamentales hablan de lo imprescindible de reducir la dependencia de los combustibles fósiles y de evitar las emisiones de CO2 para luchar contra el cambio climático. Sin embargo, en vez de hacer estudios de impacto ambiental para tratar de potenciar las instalaciones eólicas marinas, lo que hacen es continuar concediendo permisos para la exploración de hidrocarburos en todas las costas de España”.

Multitud de especies y hábitats listados en diversa normativa nacional e internacional se verían gravemente afectados: hábitats y especies de importancia comunitaria listados por la Directiva Hábitats, como delfines mulares (Tursiops truncatus), comunes (Delphinus delphis), tortugas bobas (Caretta caretta) y arrecifes de ostras; y fondos de importancia regional para el Mediterráneo señalados por el Convenio de Barcelona, como praderas de Posidonia oceanica, coralígeno, maërl o fondos detríticos y sedimentarios.

En su expedición, Oceana ha encontrado incluso hábitats que deberían incluirse en la Red de Parques Nacionales, como –además de algunos ya citados– áreas con presencia de grandes pelágicos o comunidades singulares de grandes filtradores como esponjas, ascidias y briozoos.  También se verían afectadas numerosas especies de interés pesquero halladas en el área, como fanecas, cabrachos, peces planos y cefalópodos. Todo ello conllevaría un notable impacto negativo para actividades como el turismo o la pesca en la zona.

Por último, es importante destacar que se trata de un área con fuertes corrientes marinas, con lo que el alcance de un vertido sería prácticamente incontrolable y se multiplicaría notablemente el área afectada, comparada con zonas donde no se den estas corrientes.

Fact sheet: Sondeos de hidrocarburos en la Costa del Sol. Proyecto Siroco

Oceana dispone de fotografías e imágenes de vídeo (descarga vía webdisk)

Mapas de la zona con las localidades cercanas y áreas de importancia ecológica

Más información: Expedición Oceana Ranger 2011

Comunicado de Oceana sobre la declaración de impacto ambiental