Oceana alerta de que praderas submarinas, tortugas y cetáceos pierden protección con el nuevo Catálogo de Especies Amenazadas

Todos comunicados de Prensa…

La Posidonia oceanica no será protegida, pese a estar en fuerte regresión y a que forma praderas de las que dependen más de 1.400 especies


Septiembre 10, 2010
Madrid
Contact:
Marta Madina ( mmadina@oceana.org )




Oceana advierte que el nuevo Catálogo solo protegerá 23 especies marinas en todas las aguas del país, por lo que incumple los convenios internacionales ratificados por España y deja especies vulnerables sin proteger.

Oceana alerta de que  el nuevo Catálogo Español de Especies Amenazadas hará que 13 especies marinas pierdan protección respecto al Catálogo anterior, como la tortuga verde (Chelonia mydas), la laúd (Dermochelys coriacea) o el delfín listado (Stenella coeruleoalba). Si sale adelante esta modificación, la legislación más importante de España solo protegerá en todo el país a 23 especies marinas a través del Catálogo. En sus alegaciones al borrador, Oceana destaca que continúan sin incluirse organismos como la Posidonia oceanica, formadora de praderas de las que dependen más de 1.400 especies diferentes, que no se cumple con los acuerdos internaciones y se siguen considerando comerciales especies en peligro crítico de extinción, como algunos tiburones y el coral rojo.

Oceana ha propuesto al Ministerio la inclusión de 400 especies marinas en la nueva legislación, así como reforzar la protección de muchas de las especies contenidas. La propuesta del Ministerio de Medio Ambiente representa un descenso de la protección de algunas como la tortuga verde (Chelonia mydas), la laúd (Dermochelys coriacea), el delfín listado (Stenella coeruleoalba), el calderón gris (Grampus griseus) y la orca (Orcinus orca). A pesar de la creciente degradación de los mares españoles, el Catálogo no ha avanzado significativamente en la protección de sus especies en los últimos veinte años.

“Oceana demanda que se incluyan todas las especies marinas recogidas en los convenios internacionales ratificados por España y que se les apliquen medidas de seguimiento, como exigen estos”, explica Ricardo Aguilar, Director de Investigación de Oceana Europa. “Además, el nuevo Catálogo no tiene en cuenta ni que sean formadoras de hábitats esenciales para otras especies, como es el caso de la seba (Cymodocea nodosa), ni que estén en la Lista Roja de la UICN (Unión Internacional de la Conservación de la Naturaleza), como sucede con el pez guitarra (Rhinobatos rhinobatos), considerado “En Peligro” (EN). Solicitamos que se sigan también estos dos criterios”.

El proyecto de Real Decreto crea el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial, el cual únicamente limita las agresiones intencionadas sobre las especies que contiene; dentro de este Listado se incluye el Catálogo, que sí aplicará planes de gestión. Así, trece especies del anterior Catálogo han pasado al Listado y por tanto dejan de tener planes de manejo o de mejora de sus hábitats.

Por su parte, el Listado también tiene omisiones importantes, pues deja sin protección a especies tan relevantes como la Posidonia oceanica, contenida en la Directiva Hábitats y otros convenios internacionales. Además, excluye elasmobranquios como el angelote (Squatina squatina), el tiburón blanco (Carcharodon carcharias) o la manta (Mobula mobular) y especies de coral como los corales negros (Antipathes spp.) o el coral rojo (Corallium rubrum), este último endémico del Mediterráneo y en una situación crítica por su explotación comercial. Todas ellas están incluidas en convenios internacionales y sus poblaciones se encuentran en riesgo.

El Ministerio no ha mostrado interés por la protección de las especies marinas, sino que se ha limitado a tratar de cumplir con los compromisos internacionales en su nivel más bajo incluyendo algunas especies en el Listado, señala Ricardo Aguilar. De hecho, el Catálogo, que es la herramienta más adecuada para la protección de especies no solo no se ha incrementado, sino que se ha reducido respecto al anterior, mientras que las especies marinas sufren cada vez más amenazas y no ha habido evidencias de recuperación en los 20 años desde la creación de actual Catálogo”.

El Catálogo vigente contenía únicamente 36 especies marinas, aunque todas requerían la aplicación de un plan de gestión, conservación o recuperación. El nuevo Listado incluye 87 especies marinas más en respuesta a los convenios internacionales ratificados por España, pero tan solo se les aplicará una protección básica, sin un plan de gestión que refuerce su conservación. Entre ellas se encuentran la seba (Cymodocea nodosa), que también ha sido degradada en el nuevo Catálogo Canario, los caballitos de mar (Hippocampus spp) o varias especies de cetáceos.

No se produce por tanto un avance relevante en el nuevo Listado ni Catálogo desde la creación de este último en 1990, pese a los grandes avances en investigación científica marina, descubrimiento de nuevas especies y aparición de nuevas amenazas.

Recomendaciones de Oceana al Real Decreto