Oceana alerta sobre tres nuevos yates fondeados sobre posidonia en Ses Salines

Todos comunicados de Prensa…

Uno de los buques, el Virginian, con 62 metros de eslora, está fondeado en Ses Salines (Eivissa) desde las 13:00 horas.


Junio 25, 2012
Madrid
Contact:
Marta Madina ( [email protected] )




El buque Air, de 80 metros, y el buque Evensea, de 13 metros, han pasado la noche de ayer fondeados presumiblemente sobre la posidonia.

Oceana ha documentado esta mañana nuevas agresiones de grandes buques a la posidonia del Parque Natural de Ses Salines d’Eivissa i Formentera. Según indican las imágenes satélite y la cartografía existente de la posidonia en el área, se trata de tres yates presumiblemente fondeados sobre esta pradera submarina, protegida por la Directiva Hábitats por ser un hábitat prioritario:

  • Virginian, con bandera de Bermudas. Fondeado ahora mismo, desde las 13:00 horas de hoy.
  • Air, con bandera de las Islas Caimán. Fondeado desde las 9:00 de ayer hasta las 11:00 de hoy.
  • Evensea, con bandera española. Fondeado desde las 19:00 horas de ayer hasta esta mañana.

“Continuaremos alertando sobre estas agresiones a la posidonia, tan evidentes y tan fáciles de evitar”, indica Xavier Pastor, Director Ejecutivo de Oceana Europa. "Teniendo en cuenta el despliegue de medidas y la cantidad de esfuerzo que el Govern está poniendo en evitar estos impactos, lo que está ocurriendo supone tirar todo este trabajo por la borda”.

Oceana ha dado aviso a la Conselleria d’Agricultura, Medi Ambient i Territori, a la Guardia Civil y a los Consells de Eivissa y Formentera.

“Hay que tener en cuenta que no solo el fondeo de estos buques supone una agresión directa a la planta, sino que, como muy acertadamente recordaron la semana pasada desde el Govern, las descargas de sentinas son, si cabe, más dañinas, explica Silvia García, científica marina de Oceana. “A la magnitud del daño que estas anclas hacen al ecosistema, hemos de sumar la contaminación y así, exigir que se evite que yates, ya sean grandes o pequeños, fondeen sobre posidonia ante la vista de todos.”

Hace dos meses, el 25 de abril, Oceana denunció la presencia de otro gran buque, el Columbus 2, un gran crucero de 181 metros de eslora, fondeado casi en este mismo sitio. El caso está ahora en manos de la fiscalía de Eivissa, que ha abierto una investigación para resolver si hubo ilegalidad en los permisos concedidos al crucero para fondear durante su estancia en Ses Salines.

Posidonia oceanica es una especie protegida por las legislaciones balear y española, y se considera un hábitat prioritario en las directivas europeas. A pesar de ello, el fondeo de embarcaciones, la contaminación, las construcciones costeras o la pesca destructiva están dañando a estos longevos ecosistemas que necesitan siglos para recuperarse.

Esta planta marina es fundamental para la conservación de las playas mediterráneas al frenar el oleaje y reducir la erosión. También aporta una gran cantidad de oxígeno y materia orgánica, que exporta tanto a los ecosistemas terrestres como a las profundidades marinas, y alberga miles de especies diferentes, lo que convierte sus praderas en uno de los ecosistemas más ricos del planeta. Los servicios ambientales que aportan estas praderas se han calculado en más de 14.000 euros por hectárea y año, por lo que se las considera entre los ecosistemas más productivos que existen, incluso 10 veces superiores a los bosques tropicales.