Oceana aplaude la decisión de ICCAT de proteger al tiburón jaquetón

Todos comunicados de Prensa…

A pesar de los avances, ICCAT se queda a medio camino en la protección del pez espada del Mediterráneo.


Noviembre 21, 2011
Madrid
Contact:
Marta Madina ( [email protected] )




Oceana celebra la aprobación en ICCAT de nuevas medidas de protección para el jaquetón, una de las especies de tiburones más vulnerables a la sobrepesca por parte de las pesquerías de palangre del Atlántico. De acuerdo a esta regulación, todos los ejemplares de jaquetón capturados en las pesquerías de ICCAT deben ser liberados, exceptuando las capturas realizadas por flotas de países en desarrollo y que tengan como objetivo el consumo local.

"Es un gran día para el jaquetón", afirma Elizabeth Griffin Wilson, directora de la campaña de fauna marina de Oceana. "Tenemos que felicitar a ICCAT por compromiso con la protección de los principales depredadores de los océanos. La decisión de hoy de proteger al jaquetón es un gran paso adelante para la conservación de esta especie,  una de las más capturadas para el comercio internacional de aletas de tiburón ".

A pesar de los avances, Oceana muestra su preocupación sobre el hecho de que  los países miembros de ICCAT no alcanzaran acuerdos en otras medidas importantes, como en la protección del cailón (actualmente en situación vulnerable), el establecimiento de límites de capturas precautorias con base científica para el tiburón azul y el marrajo y en la mejora de la legislación actual  sobre el finning, exigiendo que los tiburones sean descargados con sus aletas total o parcialmente adheridas al cuerpo de forma natural.

En cuanto al pez espada, aunque Oceana considera que se deberían hacer más esfuerzos para frenar la reducción a la mitad de las poblaciones de esta especie en el Mediterráneo, felicita a ICCAT por dar los primeros pasos en esta dirección, como la exigencia de un tamaño mínimo de desembarque, el establecimiento de un límite en el tamaño y número de anzuelos y de un sistema de información integral para la recogida de datos suficientes para evaluar los stocks de forma adecuada.

"ICCAT se ha quedado a medio camino en el establecimiento de medidas que protejan de la sobrepesca al pez espada del Mediterráneo ", señala María José Cornax, responsable de la campaña de pesquerías de Oceana Europa. "ICCAT debería adoptar urgentemente medidas de gestión realistas para la recuperación de las poblaciones del pez espada del Mediterráneo."

En concreto, Oceana considera que ICCAT debería establecer un plan de gestión integral para el pez espada del Mediterráneo que incluya: 1) unos límites de capturas de acuerdo con los consejos científicos, 2) el establecimiento de una talla mínima de desembarque con base científica y de técnicas para evitar la captura de juveniles, 3) un sistema de autorización de pesca coherente y un plan de reducción de la flota pesquera evaluado científicamente, y 4) un sistema de sanciones que garantice la presentación de datos y el fin de la pesca ilegal con redes de deriva.

Oceana también aplaude las medidas tomadas por ICCAT para reducir las capturas accidentales de aves marinas por parte de las pesquerías de palangre y para mejorar la información requerida sobre las capturas accidentales de  aves, tortugas y mamíferos marinos y de tiburones. Los 48 países pesqueros del Atlántico también tendrán que presentar datos sobre las especies capturadas o de lo contrario perderán su derecho de pesca de dichas especies al año siguiente, hasta la recepción de los datos requeridos.

Más información sobre ICCAT