Oceana aporta nuevos datos de especies y hábitats de profundidad al inventario de la biodiversidad española

Todos comunicados de Prensa…

En las zonas documentadas, situadas frente a Andalucía y Murcia, se han hallado especies cuya existencia en el Mediterráneo era desconocida.


Febrero 27, 2012
Madrid
Contact:
Marta Madina ( [email protected] )




Los datos aportados por Oceana suponen el enriquecimiento del Inventario en cuanto a hábitats y especies de profundidad, dada la escasez de organizaciones e instituciones trabajando a estas profundidades.

Oceana ha remitido al Ministerio de Medio Ambiente la descripción de varias decenas de hábitats y casi 200 especies hallados en cinco áreas marinas profundas del Mediterráneo, que serán incluidos en el Inventario Español de Hábitats y Especies marinos. Los hallazgos de Oceana incluyen especies que hasta ahora no se habían citado para el Mediterráneo, así como arrecifes de profundidad de corales y ostras, fondos blandos de gorgonias látigo y concentraciones de miles de estrellas plumosas.

La elaboración del Inventario, una iniciativa pionera en Europa, se encuentra actualmente en curso y la inclusión de las zonas de profundidad propiciará que sea completo y riguroso. En su primera aportación al proyecto, realizada gracias al apoyo recibido del Ministerio de Medio Ambiente, Oceana proporciona los resultados de muestrear con robot submarino (ROV) unos 10.000 metros cuadrados de fondos marinos en el mar de Alborán y sur de Murcia. Para ello se tomaron imágenes hasta más de 500 metros de profundidad, un entorno en el que trabajan pocas organizaciones.

En las zonas que Oceana ha documentado frente a Andalucía y Murcia hemos identificado especies cuya presencia allí era desconocida y decenas de hábitats de profundidad que en algunos casos precisan de protección inmediata”, explica Ricardo Aguilar, Director de Investigación de Oceana Europa. “Los fondos profundos españoles están demostrando ser hogar de una diversidad muy sobresaliente, y esperamos que el gran esfuerzo que el Gobierno está realizando con el inventario de la biodiversidad española se traduzca en medidas reales y efectivas de conservación del medio marino”.

Las zonas de estudio son las siguientes:

  • Cresta de Abubacer, frente a Almería, donde destacan las concreciones de ostras gigantes, centollos de profundidad, cangrejos porteadores y especies de corales negros aún no identificadas.
  • Banco del Algarrobo, de más de 500 metros de altura, con altas concentraciones de estrellas plumosas, corales de profundidad, corales bambú, plumas de mar, esponjas de cristal o langostas moras. En él se han hallado especies de corales blandos nuevas para el Mediterráneo y una esponja pedunculada que podría ser nueva para la ciencia. El Instituto Español de Oceanografía ya destacó la importancia de sus comunidades profundas.
  • Borde de plataforma frente a Calaburras, Málaga, con arrecifes de ostras (Neopycnodonte cochlear) de importancia comunitaria según la UE. Este enclave, digno de formar parte de la red Natura 2000 europea, está en el punto exacto del proyecto de explotación de hidrocarburos de Repsol SIROCO.
  • Complejo de cañones sumergidos frente a Cabo Tiñoso, en Murcia, muy importantes para cetáceos y tortugas marinas, al tiempo que albergan especies curiosas como pulpos araña, anémonas tubo o peces demonio.
  • Zona costera frente a La Herradura, Granada, de fondos blandos y abundantes gorgonias látigo, plumas de mar y manos de muerto.

El Inventario Español de Hábitats y Especies marinos es una de las partes integrantes del Inventario Español del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, que el Gobierno está elaborando en colaboración con científicos, instituciones y otros expertos españoles. Este inventario pretende recopilar y estructurar toda la información disponible sobre el patrimonio natural español, tanto terrestre como marino, con el objetivo de evaluar su estado y establecer medidas para su conservación.

Mapa de transectos realizados por Oceana con robot submarino