Oceana considera positivo el convenio entre Govern y Guardia Civil para vigilar el Mar Balear

Todos comunicados de Prensa…

Se trata de una medida solicitada repetidamente por Oceana y que demuestra que la ampliación de Cabrera no supondría un coste inabarcable en vigilancia.


Julio 3, 2013
Madrid
Contact:
Marta Madina ( [email protected] )




El Govern debe ahora devolver el presupuesto y personal de Cabrera a los niveles de 2011, por tratarse de recursos imprescindibles para la conservación del parque.

Oceana considera positivo el acuerdo alcanzado entre la Consellería de Agricultura, Medio Ambiente y Territorio del Govern Balear y  la Guardia Civil de Baleares para coordinar la vigilancia marítimo-terrestre en las islas, principalmente en el Parque Nacional de Cabrera, las reservas marinas y las áreas de la Red Natura 2000. Esta medida viene siendo reclamada por Oceana desde hace  tiempo para optimizar los recursos destinados a las labores de vigilancia y demuestra que se puede multiplicar por diez la superficie protegida de Cabrera sin incurrir en más costes.

Oceana considera esenciales tanto la vigilancia de los espacios naturales –para evitar la pesca furtiva y otras agresiones medioambientales– como la recuperación del presupuesto y el personal destinados a conservación ambiental. Por ello, la organización de conservación marina insiste en que debe retornarse a los recursos de 2011, antes de los drásticos recortes, lo que implica 5 millones de euros anuales destinados a la gestión de Cabrera y la readmisión de todo el personal que ha sido despedido, ya que es imprescindible para asegurar la conservación del parque.

“Llevamos un año denunciando la insostenible situación de los espacios protegidos de Baleares, sometidos a una grave falta de recursos para su conservación y gestión. Este problema es especialmente acusado en espacios tan relevantes como el Parque Nacional de Cabrera, cuyo presupuesto ha sido prácticamente anulado y una parte importante de sus trabajadores, despedidos”, señala Xavier Pastor, Director Ejecutivo de Oceana en Europa. “Un convenio de colaboración con el servicio marítimo de la guardia civil, tal y como se ha anunciado, es una oportunidad para compensar, al menos en parte, los errores cometidos por la Administración en cuanto a la gestión de sus espacios naturales”.

Oceana considera que este convenio pone de manifiesto que la ampliación de Cabrera es viable, dado que la incapacidad para vigilar una zona más amplia ha sido siempre el freno principal a la protección de los fondos circundantes al actual Parque Nacional. Esta propuesta, presentada por Oceana hace años, se basa en la importancia de los hábitats que permanecen fuera del parque y corren peligro por causa de la pesca de arrastre ilegal.

“Medidas como ésta no suponen un coste extraordinario para la Administración, como tampoco lo es el control de las cajas azules de los buques que faenan ilegalmente sobre fondos prohibidos en numerosos puntos de Baleares, como la reserva de Migjorn o el Fort den Moreu al este de Cabrera”, añade Pastor.

Más información sobre Cabrera