Oceana considera prometedor el acuerdo político alcanzado en la reforma de la Política Pesquera Común

Todos comunicados de Prensa…
Mayo 30, 2013
Madrid
Contact:
Marta Madina ( mmadina@oceana.org )




El Parlamento Europeo y el Consejo de Ministros de Pesca han alcanzado un acuerdo político a primera hora de la mañana sobre los principales elementos de la reforma de la Política Pesquera Común (PPC). Oceana felicita a ambas instituciones por el esfuerzo realizado en la búsqueda de un consenso y por los acuerdos alcanzados para que la futura Política Pesquera Común restaure la productividad y salud de los mares europeos.

“En su primera vez como socio fundamental en la reforma, el Parlamento Europeo ha actuado como firme defensor del aspecto medioambiental de la PPC. El resultado de hoy demuestra que podemos confiar en que la pesca está en buenas manos si tenemos al Parlamento participando en el diseño de esta política y en su futura aplicación”, afirma Xavier Pastor, Director Ejecutivo de Oceana en Europa.

La futura PPC tendrá claros objetivos con el fin de asegurar que los stocks vuelvan a niveles que puedan producir su Máximo Rendimiento Sostenible (MSY, en inglés), que se prohíban los descartes y que la industria inicie la transición hacia una actividad pesquera sostenible.

“El éxito de cualquier política depende de dos cosas: qué está escrito y cómo se aplica. El acuerdo alcanzado esta mañana es un paso adelante comparado con la política actual. El reglamento de 2002 no era de ningún modo perfecto, aunque una mejor aplicación podría haber compensado muchas de sus limitaciones. Esta vez, para hacer que el avance sea una realidad y asegurar el éxito de la política pesquera de la UE, los Estados Miembros, entre ellos España, tendrán que predicar con el ejemplo”, añade Javier López, científico marino de Oceana en Europa.

El acuerdo todavía debe ser aprobado en plenario por el Parlamento Europeo. La reforma del Fondo Europeo Marítimo y de la Pesca, que constituye el componente financiero de la PPC, continúa abierta y debería ser tan ambiciosa como el texto aprobado hoy.