Oceana demanda a la Generalitat de Catalunya y a la Valenciana que controlen las importaciones ilegales de bonito

Todos comunicados de Prensa…

Desde 2009 Italia exporta a España bonito capturado con redes de derivas ilegales, prohibidas desde 2002.


Junio 9, 2011
Madrid
Contact:
Marta Madina ( mmadina@oceana.org )




El Gobierno vasco ha anunciado hoy una nueva incautación de más de 2 toneladas de bonito italiano.

Oceana hace un llamamiento a la Generalitat de Catalunya y a la Valenciana para que actúen ante las repetidas importaciones de bonito capturado ilegalmente en Italia, como está haciendo ya el Gobierno vasco. Esta mañana, se han decomisado 2.000 kilos en Euskadi que habían entrado por Valencia, pero el grueso de las importaciones de bonito italiano en fresco lo hace por Cataluña (el 93% en 2010, según las Cámaras de Comercio). La organización internacional de conservación marina lleva denunciando desde 2009 la constante entrada en España de bonito capturado con redes de deriva, prohibidas desde 2002 en la Unión Europea.

María José Cornax, responsable de pesca de Oceana Europa, recuerda a las autoridades autonómicas que “el uso de redes de deriva en el Mediterráneo es una práctica ilegal y no sostenible por sus elevadas capturas accidentales de especies amenazadas. Sin embargo, Italia continua empleándolas y exportando sus capturas a España, sin que se tomen las medidas necesarias en materia de control”.

El Gobierno vasco ha anunciado hoy una nueva incautación de más de 2 toneladas de bonito italiano, de lo que podría ser una partida mayor procedente de Mercavalencia. Esta cantidad se suma a los 300 kilos incautados el mes pasado en esta comunidad autónoma. Oceana ha celebrado lo que considera un compromiso de las autoridades vascas en el control de los productos de la pesca ilegal, pero recuerda que en años anteriores las capturas también han entrado a través del mercado catalán y valenciano, sin que se haya tenido constancia de que estas administraciones estén tomando las medidas necesarias al respecto.

Ricardo Aguilar, Director de Investigación de Oceana Europa, ha señalado que estas importaciones constituyen una competencia desleal al sector pesquero español, que justo ahora comienza la costera del bonito en el Cantábrico: “Es necesario tomar medidas no solamente en cuanto a la pesca ilegal, sino también por el propio sector español, que dejó de utilizar estas redes para el empleo de artes más sostenibles y ahora tiene que afrontar la competencia desleal que supone la entrada de este producto ilegal coincidiendo con la costera”.

Las redes de deriva son un arte de pesca prohibido por las Naciones Unidas, ICCAT (Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico) y la Unión Europea por constituir una amenaza para la conservación de la biodiversidad marina. Estas redes, que pueden alcanzar los 20 km de longitud, capturan cetáceos, tiburones y tortugas. Oceana ha desarrollado una intensa campaña en su contra y tras la retirada de los rederos franceses de la mar, Marruecos y Turquía anunciaron el año pasado que prohibirían su uso a partir de 2011.

Más información: comunicados de Oceana de junio y  octubre de 2009 y de 2010

Informe: Pez espada y redes de deriva