Oceana desembarca en Azores ante el peligro de que sus montañas submarinas sean abiertas a la pesca de arrastre

Todos comunicados de Prensa…

El catamarán Ranger, que lleva a cabo una Expedición Transoceánica desde el Pacífico al Mediterráneo, llega mañana a estas islas atlánticas tras recorrer más de 9.000 millas.


Mayo 26, 2005
Madrid
Contact:
Marta Madina ( mmadina@oceana.org )




La  organización internacional en defensa del mar ha solicitado la declaración urgente de Azores, Madeira y Canarias como zona libre de la pesca de arrastre

Nueve mil millas después de que el catamarán Oceana Ranger partiera de Los Angeles (EE.UU.), los componentes de la Expedición Transoceánica llegan mañana al primer puerto europeo de esta larga travesía, el de Horta, en la isla de Faial (archipiélago de las Azores).  Las montañas submarinas de Azores y el peligro de que sus fondos sean abiertos a la pesca de arrastre, una de las artes más destructivas que existen actualmente, son el motivo principal que lleva a Oceana a estas islas atlánticas.

En un principio la Comisión Europea propuso la apertura de los fondos del archipiélago azoriano a la pesca de arrastre por medio de la regulación No1954/2003. Pero una vez conocidas las opiniones de los expertos y la riqueza de esta zona, impulsó la creación de una de las mayores zonas vedadas a la pesca de arrastre del mundo, incluyendo también las aguas de Madeira y Canarias. Sus fondos son abundantes en corales de aguas profundas, fundamentales para la supervivencia de cientos de especies marinas, incluidas también las que nutren a las pesquerías comerciales como los besugos, el pez reloj o los alfonsinos.  

Lamentablemente, aunque los ministros de Pesca de la UE acordaron no otorgar cuotas para el arrastre en esta zona durante 2005,  no aprobaron la protección permanente de sus fondos, lo que sigue dejando a estas montañas marinas bajo el peligro de que en algún momento sean abiertas a la pesca destructiva.

Oceana se ha personado en el juicio contra la Comisión Europea por haber permitido esta situación y ha solicitado la declaración urgente de los tres archipiélagos como zona libre de la pesca de arrastre

Pese a que los Tratados y Acuerdos de la Unión Europea reconocen el derecho de sus ciudadanos a defender su medio ambiente, el Tribunal de Primera Instancia de las Comunidades Europeas pretende eliminar estos derechos, negando a Oceana su participación en el proceso contra las administraciones europeas que pretenden abrir a la destrucción las aguas de Azores.

“Azores, Madeira y Canarias han mantenido durante siglos flotas de pesca tradicionales que no han utilizado la técnica del arrastre de fondo. Gracias a esto muchos fondos están en un gran estado de conservación y existe abundancia de algunas especies, lo que permite mirar con esperanza al futuro. Por lo tanto, abrir sus aguas a la pesca destructiva sería un grave error”, declara Xavier Pastor, Director de Oceana en Europa, a bordo del catamarán Oceana Ranger.

Las Azores se han convertido en un codiciado caladero para flotas que han agotado otros stocks atlánticos y destruido extensas zonas de fondos marinos. La razón por la que estos arrastreros miran ahora a Azores como zona de pesca es por la presencia de especies como el pez reloj anaranjado (Hoplostethus sp.), el sable negro (Aphanophus carbo), los alepocéfalos (Alepocephalus sp.) y otras especies de profundidad que han sido sobreexplotadas en las pesquerías desarrolladas durante los últimos años en aguas europeas.

El eurodiputado de las Azores, Paolo Casaca es uno de los principales defensores de la protección de las islas atlánticas frente al arrastre. 

Oceana ha comunicado a este político su intención de continuar trabajando para conservar el archipiélago y su ofrecimiento para que visite el catamarán Oceana Ranger durante su estancia en las islas.

Oceana ya mostró su decepción por la decisión del Tribunal de Primera Instancia Europeo de desestimar la petición del Gobierno Autónomo de las Islas Azores para impedir la sobreexplotación pesquera en sus aguas.