Oceana felicita al MAGRAMA por la protección de las 4 primeras zonas INDEMARES

Todos comunicados de Prensa…

Cuando se declaren las diez zonas incluidas en el proyecto LIFE+ INDEMARES, España habrá protegido un 5% de sus mares.


Julio 21, 2014
Madrid
Contact:
Marta Madina ( [email protected] )




La orden ministerial debería contemplar el Reglamento del Mediterráneo, una normativa pesquera básica que afecta a dos de las áreas protegidas hoy.

Oceana felicita al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) por la publicación de la orden en la que se aprueba la propuesta de incluir cuatro zonas del proyecto LIFE+ INDEMARES en la lista de Lugares de Importancia Comunitaria de la Red Natura 2000: el sistema de cañones submarinos occidentales del Golfo de León, el Canal de Menorca, los volcanes de fango del Golfo de Cádiz y el Banco de Galicia. Oceana es uno de los socios del proyecto y responsable de documentar una de las diez zonas que comprende, el Seco de los Olivos.

Durante el proceso de participación pública establecido para comentarios al borrador de la orden ministerial, Oceana hizo llegar al MAGRAMA una serie de alegaciones por la ausencia de mención al Reglamento del Mediterráneo. Se trata de la normativa pesquera comunitaria básica para la protección de los hábitats de coralígeno y maërl, que están presentes en dos de las zonas que desde hoy se incorporarán a la Red Natura 2000, el Canal de Menorca y el sistema de cañones occidentales del Golfo de León.

“El Reglamento del Mediterráneo debería estar contemplado en esta orden ministerial, para que no quepa duda alguna de la intención del Gobierno de proteger estrictamente estos hábitats esenciales para los recursos pesqueros del Mediterráneo”, afirma Xavier Pastor, director ejecutivo de Oceana en Europa. “Precisamente, en este mismo Reglamento se hace mención especial a los parajes Natura 2000 como zonas prioritarias en las que poner en marcha protección de praderas, coralígeno y maërl”.

Esta orden ministerial es la primera de tres por las que a lo largo de 2014 se protegerán un total de diez áreas de alta mar y fondos profundos de las aguas marinas españolas. Se trata del resultado de un proyecto coordinado por la Fundación Biodiversidad que, tras cinco años de investigación, ha demostrado que los valores naturales de estas zonas son dignos de formar parte de la Red Natura 2000. Sin embargo, Oceana recuerda que esto es solo uno de los muchos pasos que quedan por dar para alcanzar un buen estado ambiental del medio marino, tal y como exige la normativa.

La declaración de Lugares de Importancia Comunitaria en el marco de INDEMARES supondrá un gran avance para la conservación de los hábitats y especies marinos de las áreas más profundas de los mares de España, aumentando la extensión protegida hasta un 5%[i], afirma Xavier Pastor, director ejecutivo de Oceana en Europa. “El Convenio para la Diversidad Biológica de las Naciones Unidas demanda un 10%, por lo que Oceana propone nuevas áreas, como ampliar la parte marina del Parque Nacional de Cabrera y del de Doñana y proteger zonas como las montañas submarinas de Baleares o las aguas de El Hierro”.


[i] Este porcentaje solo incluye las áreas marinas protegidas que protegen la columna de agua y el fondo, por lo que no comprende las Zonas de Especial Protección para las Aves.