Oceana: Los ministros de pesca votan para mantener las subvenciones que promueven la sobrepesca

Todos comunicados de Prensa…

España lidera la batalla europea en Luxemburgo para subvencionar desguaces, modernizaciones y cambios de motores.


Octubre 24, 2012
Madrid
Contact:
Marta Madina ( mmadina@oceana.org )




La votación de esta noche en el Consejo de Ministros de Pesca menoscaba los ambiciosos objetivos de la nueva Política Pesquera Común.

La pasada noche, el Consejo Europeo de Ministros de Pesca alcanzó un acuerdo parcial sobre el enfoque general para el nuevo Fondo Europeo Marítimo y de la Pesca (FEMP). Este nuevo instrumento de financiación determinará las subvenciones para el sector pesquero a partir de 2014 y hasta 2020. Oceana rechaza el resultado de las deliberaciones del Consejo, ya que considera que el texto acordado mantiene las subvenciones que promueven la sobrepesca y pone en riesgo el futuro del sector, repitiendo los errores del pasado.

Xavier Pastor, Director Ejecutivo de Oceana Europa, ha comentado el resultado: “La grave situación económica que atraviesa el sector pesquero europeo ha transformado a los ministros de pesca en meros captadores de fondos, fundamentando el éxito de sus negociaciones no en la sostenibilidad del sector y los recursos, sino en el acaparamiento de fondos públicos. El resultado repite los errores del pasado. A pesar de que existe un consenso generalizado en que las subvenciones directas a la flota han sido un fracaso, los ministros se han decantado de nuevo por la principal causa de la actual crisis económica, social y ambiental del sector pesquero”.

El resultado de las negociaciones que dieron comienzo el lunes en Luxemburgo se encuentra recogido en el texto de compromiso. De acuerdo con este documento, los ministros abogan por mantener las subvenciones para nuevos motores de buques, desguaces y paralizaciones temporales, que habían sido excluidas por la Comisión Europea en su propuesta inicial dado el mal uso que los Estados miembro habían hecho de las mismas.

“Reintroducir estas subvenciones es equivalente a derrochar el dinero de los contribuyentes e incrementar la presión sobre los recursos pesqueros”, declara Vanya Vulperhorst, Consejera de políticas europeas de Oceana en Bruselas. “Esta decisión plantea serias dudas sobre las intenciones de los Estados miembro de llevar a cabo una verdadera reforma de la Política Pesquera Común que dé soluciones al estado de los recursos y al sector. Obviamente, invertir los pocos fondos de los que se dispone en desguaces no es una solución”.

Oceana aboga por el empleo de las subvenciones en medidas que garanticen el mantenimiento de los recursos así como ecosistemas saludables, priorizando la inversión en servicios públicos y restauración de los ecosistemas. En particular, apoya el empleo de subvenciones en la creación de áreas marinas protegidas, control pesquero, recopilación de datos e investigación y asesoramiento científico. Una pesca sostenible sólo puede alcanzarse a través de un estricto cumplimiento de las medidas de gestión, la prevención de la pesca ilegal y la eliminación de las subvenciones que dañan el medio ambiente o promueven la sobrepesca.

Más información: Subvenciones a la pesca