Oceana pide que se detenga ya el declive de las pesquerías mundiales

Todos comunicados de Prensa…

La FAO ha revelado hoy que el 90% de las pesquerías mundiales están sobreexplotadas o completamente explotadas, la peor estimación de los últimos años.


Mayo 20, 2014
Madrid
Contact:
Marta Madina ( [email protected] )




Recuperar los stocks sobreexplotados podría incrementar la producción en 16,5 millones de toneladas y la rentabilidad anual en 32.000 millones de dólares.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ha difundido hoy su informe bienal sobre el estado de las pesquerías y la acuicultura en el mundo. Aunque esta edición subraya el significativo papel que desempeñan la pesca y la acuicultura en la seguridad alimentaria, la organización internacional marina Oceana ha alertado del constante declive de los stocks pesqueros en el mundo y cómo afecta la sobrepesca a la productividad de esta actividad.

“En un mundo en el que se espera que la población aumente en 2.000 millones de personas en 2050, debemos empezar hoy a afrontar el reto de alimentarlas y preservar a la vez el buen estado de los recursos naturales”, afirma Xavier Pastor, director ejecutivo de Oceana en Europa. “Tener el 90% de las pesquerías mundiales completamente explotadas o sobreexplotadas es la última señal de alarma. La FAO reconoce que recuperar los stocks sobreexplotados podría incrementar la producción en 16,5 millones de toneladas y aumentar la rentabilidad en 32.000 millones de dólares. Oceana considera que recuperar las pesquerías debería ser una prioridad mundial para salvar los océanos y asegurar el modo de vida actual y futuro de las localidades costeras”.

Según datos de la FAO, las capturas mundiales de pescado totalizaron unos 80 millones de toneladas en 2011 y 2012. Los anteriores dos informes de la FAO declararon capturas similares. Sin embargo, que la tendencia se mantenga relativamente constante no debería interpretarse como un indicador de explotación sostenible, ni levantar expectativas de incrementos de capturas significativos, ya que la cifra depende mucho del estado de especies pelágicas muy variables, como la anchoveta.

El análisis del estado de los stocks del mundo concluye que en la actualidad no estamos explotando los recursos pesqueros marinos de manera responsable. De los stocks evaluados en el mundo, el 61,3% están completamente explotados, de modo que no se pueden aumentar las capturas, y se estima que el 28,8% se pescan a un nivel insostenible en términos biológicos; en otras palabras, se sobreexplotan. Estos porcentajes suman un 90%, lo que muestra una tendencia preocupante en comparación con el 87% de 2012 y el 85% de 2010. Según el informe presentado hoy, solo se pescan por debajo de su capacidad el 9,9% de los stocks pesqueros y, lamentablemente, entre ellos no se incluyen las especies más productivas.