Oceana reclama a Marruecos un proceso transparente y definitivo en la eliminación de las redes de deriva

Todos comunicados de Prensa…

Tras varias denuncias de Oceana y años de retraso, Marruecos inicia la retirada de las redes de deriva para su completa eliminación antes de julio de 2011.


Enero 31, 2011
Madrid
Contact:
Marta Madina ( [email protected] )




Oceana celebra el  paso adelante dado por las autoridades marroquíes en el cumplimiento de la legislación internacional y reclama que el proceso de la eliminación de las redes de deriva sea transparente y definitivo. Oceana ha documentado y denunciado durante años la presencia de estas redes ilegales en puertos como los de Tánger, Nador y Alhucemas, para la pesca de pez espada, túnidos y tiburones, aunque el uso de este arte de pesca es habitual en otros puertos de este país. La retirada de estas destructivas redes, que deberá llevarse a cabo antes de julio de 2011, ha sido apoyada económica y técnicamente por Estados Unidos y la Unión Europea.

Con la eliminación de las redes de deriva, la flota marroquí cumpliría con la moratoria establecida por la ONU en 1992, con la prohibición de este arte de pesca por parte de Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT) en 2003 y la Comisión General de Pesca del Mediterráneo (GFCM).

Otros países como Turquía han anunciado también el abandono de las redes de deriva en 2011, mientras que Italia, pese a la prohibición del uso de este arte de pesca por parte de Unión Europea en 2002, se resiste a su eliminación definitiva y parte de su antigua flota de rederos de deriva sigue utilizando la denominada  “ferrettara”. Oceana ha demostrado que la flota italiana continúa utilizando estas redes para la captura de grandes pelágicos. Con los anuncios de Turquía y Marruecos y el cumplimiento de la legislación por parte de Italia se daría un gran paso hacia la eliminación definitiva de las redes de deriva en el Mediterráneo. Los rederos españoles abandonaron su uso en los años 90 y la campaña de Oceana contra el centenar de “thonaillers” franceses finalizó con la reconversión o desguace de los mismos en 2009.

La erradicación de las redes de deriva en el Mediterráneo es uno objetivos prioritarios de Oceana. Los anuncios de Marruecos y Turquía son grandes avances en este sentido, aunque la eliminación de este arte de pesca debe ser completa y contrastada para evitar casos de incumplimientos sistemáticos como los de Italia, afirma Xavier Pastor, Director Ejecutivo de Oceana Europa.

Las redes de deriva son un tipo de arte de pesca utilizado para capturar distintas especies pelágicas. Durante los años 80 y principios de los 90, el uso de este tipo de red se hizo muy popular debido a su mayor eficiencia y a la poca especialización necesaria para su utilización, al ser un arte de pesca pasivo. Sin embargo, su control y regulación llegaron pronto debido a la nula selectividad que mostraba este arte.

 Pez espada y redes de deriva: la ausencia de control en las pesquerías del Mediterráneo

 El uso de redes de deriva por la flota marroquí