Oceana recomienda incluir los bosques de quelpos, así como planes de recuperación para especies como la merluza, tiburones o pez espada

Todos comunicados de Prensa…

La Comisión de Pesca del Parlamento Europeo discute MAÑANA medidas de gestión pesquera y de protección de corales y prados marinos en el Mediterráneo.


Abril 11, 2005
Madrid
Contact:
Marta Madina ( [email protected] )




Oceana, la organización internacional para la investigación del medio marino, informa que el Parlamento Europeo debatirá mañana una propuesta de la eurodiputada española Carmen Fraga para gestionar las pesquerías mediterráneas de forma sostenible, incluyendo la protección de los ecosistemas vulnerables frente al arrastre y otras técnicas pesqueras de gran impacto en el fondo marino.

Algunos de los grandes temas a debate son la adopción de medidas para reducir la sobreexplotación del pez espada, el aumento de la luz de malla en las redes (se refiere al tamaño de la trama) para incrementar su selectividad o la prohibición de usar artes de arrastre sobre ecosistemas de tan alto valor ecológico.

Desde que Oceana realizara hace dos años un listado de hábitats sobre los que debería prohibirse el arrastre de fondo, ésta es la primera vez que las instituciones europeas recogen muchas de ellas.

Así, se han incluido todas las fanerógamas marinas y no sólo Posidonia, y se menciona específicamente a corales y maërls o algas coralinas.

Oceana considera necesario que la protección se extienda también a ecosistemas de gran importancia que suelen quedar marginados en las legislaciones, como los bosques de quelpos, el coralígeno y sus gorgonias, y los fondos de algas pardas del género Cystoseira.

“El Mediterráneo no puede seguir siendo un mar donde reine el caos pesquero y la disparidad de medidas entre países ribereños. La adopción de una regulación que tenga en cuenta las características de este mar y apueste por su futuro no es sólo una necesidad, sino una deuda que desde hace décadas tiene Europa”, declara Xavier Pastor, Director de Oceana en Europa.

Oceana se congratula de los avances recogidos en esta propuesta, pero recomienda que se mejore el texto con la inclusión de otros puntos fundamentales para una gestión sostenible de este mar. 

Por tanto, Oceana recomienda al Parlamento Europeo:

  • La adopción urgente de medidas coordinadas para la gestión de los recursos pesqueros del Mediterráneo.
  • La creación de áreas marinas protegidas en las que se preserven los principales ecosistemas de este mar.
  • La prohibición del uso de artes de pesca demostradamente dañinas en cualquier ecosistema y mar.
  • La redacción de un listado de especies protegidas en el Mediterráneo
  • El desarrollo de un plan de conservación de elasmobranquios, en consonancia con el Plan de Acción Internacional para tiburones de la FAO (IPOA sharks-FAO)
  • El establecimiento de un calendario para la eliminación de cualquier medida de excepción en un plazo no mayor a 10 años.
  • La aprobación, para las especies comerciales, de tallas mínimas basadas en los conocimientos científicos y que permitan que las especies puedan haberse reproducido antes de ser capturadas.
  • La adopción del Principio de Precaución, para evitar la introducción de nuevas técnicas de pesca o la apertura de nuevas pesquerías que no cuenten con un estudio de viabilidad económica y ecológica.
  • Establecimiento de planes específicos de gestión para las especies más amenazadas y/o sobreexplotadas.