Oceana revela pesca ilegal con redes de deriva mientras Italia lo niega ante la UE

Todos comunicados de Prensa…

Oceana pide a la Comisión Europea que inicie un nuevo procedimiento de infracción contra Italia, tras haber cerrado el anterior sin penalizaciones


Julio 19, 2014
Madrid
Contact:
Marta Madina ( [email protected] )




Observadores de Oceana, junto con un cámara de Reportime (Corriere della Sera), han filmado a buques pesqueros con redes de deriva en el sur de Italia, en el puerto de Bagnara Calabra, como publica hoy la periodista Sabrina Giannini en el Corriere. Este arte de pesca destructivo está prohibido en la UE desde 2002 debido a las elevadas capturas accidentales y los pescadores recibieron fuertes subvenciones para cambiar a otras técnicas, pero las imágenes muestran desembarques nocturnos de pez espada, incluyendo juveniles.

“El uso de redes de deriva es una plaga que lleva perpetuándose más de 30 años en Italia. Es un sistema de pesca destructivo para los grandes peces pelágicos, cetáceos y tortugas, y daña la pesca tradicional selectiva con arpón de Sicilia y Calabria”, declara Xavier Pastor, director ejecutivo de Oceana en Europa. “Oceana muestra su alarma por la persistencia de la situación y el desconocimiento de las autoridades italianas, que consideran cerrado el asunto”.


Illegal swordfish fisheries in Italy continues - Spanish subtitles from Oceana on Vimeo.

El 11 de julio, el ministro Maurizio Martina declaró que Italia había respetado las normas y que el procedimiento de infracción de la UE sobre redes de deriva se había cerrado. La Comisión Europea ha mantenido a Italia bajo observación especial durante casi una década, desde 1995, entre comunicaciones oficiales y una demanda ante el Tribunal de Justicia.

Durante este tiempo, Italia ha tratado de eludir las recomendaciones de la Comisión Europea primero mediante la adopción de la “ferrettara” (una red de deriva con una luz de malla menor pero que también puede capturar especies altamente migratorias) y luego haciendo tímidos intentos para aplicar el Reglamento de la UE que prohíbe la captura de especies altamente migratorias (túnidos y pez espada) con cualquier tipo de red de deriva. Las autoridades italianas han incrementado los controles en los últimos años, pero estos siguen siendo inadecuados para erradicar esta plaga.

“Oceana insta a la Comisión Europea a iniciar un nuevo procedimiento de infracción contra Italia. Pedimos a la Presidencia italiana de la UE que denomine a esta pesca como lo que es en realidad: ilegal, no declarada y no reglamentada (IUU), y que se incluya a quienes la practiquen en la lista comunitaria de buques IUU”, prosigue Pastor. “El uso de redes de deriva ilegales, una pesquería destructiva y no selectiva, es especialmente preocupante en un área como el Mediterráneo, donde un 91% de los stocks están sobreexplotados y muchos se hallan en declive, incluyendo el pez espada”.

La situación se ve agravada por la captura ilegal de pez espada en Marruecos con redes de deriva, que se envía a España y desde ahí se exporta a Italia, como ha revelado Oceana recientemente.


Más información: Redes de deriva