Oceana señala que el aumento de las subvenciones pesqueras al combustible es insostenible

Todos comunicados de Prensa…

Los estudios demuestran que las subvenciones a los carburantes aumentan la sobrepesca y solo proporcionan un aumento marginal de los beneficios.


Mayo 9, 2011
Madrid
Contact:
Marta Madina ( mmadina@oceana.org )




La UE debería destinar los fondos a apoyar artes de pesca sostenibles, menos dañinos para el medioambiente y con un menor consumo de combustible.

Oceana se opone rotundamente a cualquier intento de incrementar los fondos “de minimis”, que abaratan el combustible y por tanto distorsionan los mercados y apoyan actividades no rentables. El Parlamento Europeo debatirá esta tarde en plenario sobre el efecto del aumento del precio del combustible en el sector pesquero europeo. Diversos grupos políticos han pedido el aumento de las subvenciones “de minimis” de 30.000 euros por compañía a 60.000 en un plazo de tres años. Estas subvenciones se destinan a reducir el coste de las operaciones pesqueras y proporcionan efectivo que se puede usar para financiar los gastos de combustible.

La organización internacional de conservación marina señala que el incremento en las subvenciones supondría además un importante incentivo a la sobrepesca y otras prácticas pesqueras destructivas. “No debería usarse dinero de los contribuyentes para financiar la sobreexplotación de los recursos marinos”, declara Anne Schroeer, economista de Oceana. “El aumento de las subvenciones “de minimis” no es una solución a largo plazo a la actual presión que sufre el sector pesquero, ya que conllevará sobrepesca y un mayor deterioro de los stocks pesqueros europeos”.

El aumento de de las subvenciones “de minimis” no logrará reestructurar y adaptar la flota pesquera europea a la actual coyuntura económica. De hecho, la visión a corto plazo que muestran algunos miembros del Parlamento Europeo solo servirá para alimentar el círculo vicioso de stocks en declive y sobrecapacidad que ha atrapado al sector pesquero europeo.

En el plano internacional, el aumento de los “de minimis” restará credibilidad a la Unión Europea en las negociaciones de la Organización del Comercio, que ya parten de la actual crisis mundial de sobrepesca y donde existe el compromiso de reducir las subvenciones dañinas. Las subvenciones al combustible contradicen asimismo los objetivos del Protocolo de Kioto, la Estrategia Europa 2020 y la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sostenible.

“Todas las subvenciones deberían apoyar pasos encaminados a la sostenibilidad de las pesquerías, como por ejemplo financiar artes de pesca menos dañinos medioambientalmente y que consuman menos combustible”, añade Vanya Vulperhorst, policy advisor de la oficina de Oceana en Bruselas. “Los “de minimis” no sirven para esto. Diversas investigaciones han demostrado que las subvenciones que reducen los costes conllevan un incremento marginal en los beneficios y aumentan el esfuerzo pesquero”.

Oceana insta al Parlamento Europeo a centrarse en el largo plazo y abstenerse de apoyar el refuerzo de las ayudas estatales “de minimis”.  La Comisión Europea subrayó en su Libro Verde para la reforma de la Política Pesquera Común que solo unas pocas flotas comunitarias son rentables sin apoyos públicos y que la mayoría de ellas incurren en pérdidas o dan escasos beneficios. 

Más información: Subsidios