Oceana verifica que grandes manchas de hidrocarburos del “Fedra” han salido hacia el Golfo de Cádiz

Todos comunicados de Prensa…

Los encallamientos del “Fedra” y el “Tawe” se “salvan” de grandes indemnizaciones por el retraso en entrar en vigor una convención internacional.


Octubre 14, 2008
Madrid
Contact:
Marta Madina ( mmadina@oceana.org )




Si el accidente del “Fedra” en la Bahía de Algeciras se hubiera producido un mes después, los armadores de ambos barcos tendrían que hacer frente al pago de importantes indemnizaciones.

La Convención sobre Responsabilidad Civil por Vertidos de Combustible (BUNKERS), que fue aprobada en marzo de 2001, entra en vigor dentro de un mes. Esta convención intenta “tapar” uno de los agujeros existentes en la Convención Internacional sobre Responsabilidad Civil (CLC) que hasta ahora sólo cubría los daños producidos por vertidos de la carga de buques petroleros, pero no abarcaba los provocados por los hidrocarburos de los tanques de combustible de los buques.

Oceana ha podido verificar en el mar que el vertido del “Fedra” se ha dirigido hacia distintas zonas de los alrededores del accidente. Muchas de las manchas se han encontrado entre Punta Europa, Algeciras, Tarifa y los alrededores de Ceuta.

A juicio de Oceana, el temporal no es excusa para que se produzcan estos accidentes, pues la previsión de mal tiempo ya era conocida por todas las embarcaciones en el área del Estrecho. Los buques deberían haber abandonado la zona y buscado refugio en otros lugares para evitar este tipo de accidentes.

Los vertidos ilegales de hidrocarburos, los accidentes con salida del combustible de los buques y los “sentinazos”  representan la mayor parte de la contaminación por petróleo y sus derivados en el mar. Dos tercios de los hidrocarburos que se encuentran en los océanos se deben a estas causas.

“Se vuelve a llegar tarde y a repetir los mismos errores. El accidente del “New Flame” el año pasado debería haber servido de aviso para evitar vertidos como éste. Lamentablemente, las medidas siguen brillando por su ausencia y el riesgo de accidente ante casos similares sigue siendo igual de alto”, ha declarado Xavier Pastor, Director de Oceana en Europa.

Oceana exige a las administraciones española y británica que pongan en marcha un verdadero plan de acción para el estrecho de Gibraltar, dando prioridad a la conservación del valioso Parque Natural del Estrecho.

En las fotografías conseguidas por Oceana se puede apreciar la magnitud del vertido y su impacto sobre la vida marina y costera.