Once corales podrían ser protegidos esta semana en el Mediterráneo

Todos comunicados de Prensa…

No se añadían nuevos corales al listado de especies protegidas desde la firma del Convenio de Barcelona hace casi 20 años


Diciembre 2, 2013
Madrid
Contact:
Marta Madina ( [email protected] )




Con motivo de la 18ª COP del Convenio de Barcelona se reunirán en Estambul todos los países mediterráneos para avanzar en la protección del medio ambiente marino y costero. En el encuentro están pendientes de ser adoptadas una serie de decisiones clave para mejorar entre otros el estatus de protección de once especies de corales de profundidad, principalmente corales negros y corales de aguas frías. Montañas, cañones submarinos y volcanes de fango también se verían beneficiados si existe acuerdo político para aprobar el denominado “Plan de Acción para Hábitats Oscuros”.

Esta semana veremos si los países mediterráneos están realmente implicados en el cumplimiento de la agenda política que les marcan sus compromisos internacionales”, afirma Xavier Pastor, Director Ejecutivo de Oceana en Europa. "Dada la situación actual, cualquier paso en la mejora de la protección del Mediterráneo es un avance. Nuestros representantes políticos no deben olvidar que queda mucho trabajo por hacer, mucho más de lo que se ha hecho en las últimas décadas. Llegar al 10% del Mediterráneo protegido de forma efectiva en 2020 es un gran reto, ya que ahora apenas se alcanza el 4,5%”.

A lo largo de los dos últimos años, Oceana ha seguido las diferentes reuniones preparatorias de la COP y ha participado de forma activa para apoyar la mejora la protección de hábitats y especies de profundidad y convencer a los países mediterráneos de que es una necesidad urgente. Oceana formó parte del equipo científico que trabajó en la redacción del “Plan de Acción para Hábitats Oscuros”, que pretende, entre otras acciones, aumentar las áreas marinas protegidas que contengan montañas y cañones submarinos. Ambas iniciativas ya obtuvieron el consenso científico y ahora solo dependen de la decisión política en la COP para su aprobación definitiva.

Los principales motivos para la defensa de estos ecosistemas son las diferentes y continuas amenazas a las que se enfrentan, como las artes de pesca destructiva, la contaminación y el aumento de temperatura del mar como consecuencia del cambio climático.  

“La adopción de las enmiendas para proteger estos corales es un paso decisivo, ya que significa que el Convenio se está adaptando a los avances científicos y que las Partes reconocen la necesidad de mejorar la protección de las especies de profundidad”, afirma Pilar Marín, científica marina y coordinadora del proyecto MedNet, y añade: “Además, sería la primera vez que se modifican los anexos para incluir los corales profundos como especies “en peligro o amenazadas” ya que la situación de los corales no variaba desde la firma del Convenio, hace casi 20 años”.

La COP del Convenio de Barcelona tendrá lugar del 3 al 6 de diciembre en Estambul (Turquía) y congregará a las altas esferas políticas de los ministerios de medio ambiente de los países mediterráneos. Esta reunión tiene lugar cada dos años tras diferentes reuniones preparatorias en las que se elaboran las decisiones clave. Este año, entre otros asuntos, también se pretende avanzar en la gestión de las basuras marinas y en la optimización del funcionamiento del Convenio para garantizar su viabilidad económica. Igualmente, se persigue una mejora en la gobernanza para el adecuado cumplimiento de sus Protocolos.