Solicitan a miembros del Parlamento Europeo que ejecuten la prohibición europea sobre cercenamiento de aletas de tiburón

Todos comunicados de Prensa…

La nueva enmienda espera fortalecer la prohibición de la Unión Europea, salvaguardando algunas de las especies más vulnerables.


Septiembre 25, 2006
Madrid
Contact:
Marta Madina ( [email protected] )




Las organizaciones miembro de Shark Alliance, una coalición de organizaciones no gubernamentales dedicadas a la conservación de tiburones, han expresado hoy su esperanza de que una sólida enmienda presentada en el Parlamento Europeo, pueda evitar los intentos de debilitar la prohibición de la UE sobre el cercenamiento de aletas de tiburón contenidos en el borrador del informe del Comité de Pesca del Parlamento. Oceana, The Ocean Conservancy y The Shark Trust, miembros fundadores de Shark Alliance, han trabajado durante meses para mejorar el informe del Comité de Pesca. El borrador del informe se someterá a debate y se votará esta semana en Estrasburgo, Francia, durante la sesión plenaria del Parlamento.

“El Parlamento Europeo ahora se enfrenta a una elección clara: promover o desaprobar la práctica  insostenible del cercenamiento de aletas de tiburón”, ha dicho Julie Cator, Directora de Política de Oceana Europa. “Sustituir la recomendación perjudicial del Comité de Pesca por un reglamento basado en sólidas razones científicas es fundamental para asegurar que en las aguas europeas no se practica el cercenamiento ilegal”.

El cercenamiento de tiburones consiste en arrojar al mar los cuerpos de los tiburones tras haberles cortado sus valiosas aletas. Esta práctica está prohibida en muchos países, pero la creciente demanda de aletas, que cada año aumenta aproximadamente en un cinco por ciento, está haciendo que se exploten las lagunas jurídicas que posee el actual reglamento de la UE y que se intente debilitarlo aún más.

La mayoría de las prohibiciones sobre el cercenamiento se basan en una proporción entre el peso de la aleta y el del cuerpo para comprobar si la cantidad de aletas que se desembarcan se corresponde con la cantidad de cuerpos que se lleva a tierra. Los científicos y la IUCN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) han concluido que la proporción adecuada entre el peso de la aleta y el del cuerpo es del 2%. El reglamento actual de la UE estipula un máximo del 5% y el Comité de Pesca del Parlamento ha recomendado ahora un aumento hasta el 6,5%, con lo que realmente se permite el cercenamiento de al menos tres tiburones por cada uno que se desembarque.

“El reglamento de la UE sobre el cercenamiento es uno de las más débiles del mundo”, afirma Sonja Fordham, Directora de Shark Conservation for The Ocean Conservancy y autora de un nuevo informe de Shark Alliance sobre el agotamiento de tiburones en la UE y las deficiencias de las políticas. “La nueva enmienda presentada ofrece una esperanza para poder fortalecer la prohibición de la UE, salvaguardando así algunas de las especies oceánicas más vulnerables”.

Un tercio de las poblaciones europeas de tiburones y rayas evaluadas figuran actualmente en la Lista Roja de Especies Amenazadas (como especies vulnerables o en peligro crítico) de la IUCN, y se considera que otro veinte por ciento corre el riesgo de formar parte de esa lista en un futuro próximo. Europa juega un papel muy importante en la captura y el comercio mundial de tiburones. En 2003, España fue el mayor importador de productos derivados del tiburón, el segundo mayor exportador y registró la cuarta mayor captura de tiburones de todo el mundo. La propuesta para aumentar la proporción entre las aletas y el cuerpo, y que acabaría por debilitar el actual reglamento, está siendo promovida por los miembros españoles del Parlamento Europeo y por el gobierno de España.

“Nos satiface que cada vez exista una mayor preocupación por los tiburones en el Parlamento Europeo, pero las mejoras fundamentales del reglamento actual sobre el cercenamiento de tiburones sigue siendo una asignatura pendiente”, ha dicho Ali Hood, Directora de conservación de Shark Trust en el Reino Unido, una persona clave en la defensa de la prohibición del cercenamiento que se hizo en la UE en 2003. “Hacemos un llamamiento a todos los miembros del Parlamento Europeo para que esta semana se opongan al cercenamiento de aletas de tiburón apoyando las enmiendas destinadas a reducir la proporción y basadas en sólidos consejos científicos”.

Nota a los editores:

Shark Alliance es una nueva coalición de organizaciones no gubernamentales dedicada a restaurar y conservar las poblaciones de tiburones mediante la mejora de la política de pesca europea. Entre sus miembros se encuentran The Pew Charitable Trusts, The European Elasmobranch Association, MarViva, The Ocean Conservancy, Oceana, PADI International, Project AWARE Foundation y The Shark Trust.

En su presentación, realizada el pasado mes de agosto, Shark Alliance hizo público el informeShark Alert: Revealing Europe’s Impact on Shark Populations”, que recoge la reducción de poblaciones de tiburones en Europa y las amenazas a las poblaciones globales como consecuencia de la política de la Unión Europea (UE). Poniendo énfasis en que el cercenamiento de tiburones es una amenaza importante y que va en aumento, Shark Aliance hace hincapié en que la prohibición del cercenamiento por parte de la UE resulta muy problemática por sus lagunas jurídicas y que es necesario hacerla más estricta en lugar de debilitarla.