Un nuevo informe de Oceana revela que el sector pesquero español ha recibido 733,9 millones de euros en subvenciones

Todos comunicados de Prensa…

El informe de Oceana apunta al sector pesquero español como el más subvencionado de Europa, seguido de lejos por Francia.


Septiembre 13, 2011
Madrid
Contact:
Marta Madina ( [email protected] )




Sólo en 2009, las subvenciones en la UE alcanzaron los 3.300 millones de euros. Trece Estados miembros recibieron más subvenciones que el valor de las capturas desembarcadas

Oceana ha hecho público esta mañana un informe que revela las cantidades reales de subvenciones distribuidas por la Unión Europea y los Estados Miembro al sector pesquero. La organización internacional de conservación marina indica que las cifras reales son hasta tres veces superiores a los números oficiales provistos por la Comisión europea, que solo incluyen el Fondo Europeo de la Pesca (FEP) y no la contribución individual de los Estados miembros. De esta forma, sólo en 2009, las subvenciones al sector pesquero europeo alcanzaron los 3.300 millones de euros, cantidad equivalente al 50% del valor de todas las capturas desembarcadas en la UE.

El sector español fue el que más subvenciones recibió en 2009, con un total de 733.9 millones de euros, más del doble de lo que recibió el segundo sector más subvencionado, Francia.

En el ranking de sectores pesqueros, Francia, Dinamarca, Reino Unido e Italia siguen de lejos a España. Estos cinco países recibieron 1,9 millones de euros, acaparando un 57% del total de la UE. Además, 13 Estados miembros obtuvieron más subvenciones que el valor de las capturas que desembarcaron en sus puertos, entre los que destacan Finlandia (3 veces más) y Alemania (1,5 veces más).

Anne Schroeer, Coordinadora de la campaña del Báltico de Oceana y una de los autores del informe, señala: “El sector pesquero, que cada vez encuentra mayores dificultades en generar beneficios, debe prácticamente su existencia al esquema establecido de subvenciones. Sin embargo, estas subvenciones son las que han contribuido en gran manera a la sobrepesca y baja eficiencia económica de este sector.”

Oceana considera que la Unión Europea ha de terminar con aquellas subvenciones que aumenten la capacidad pesquera. A pesar de que el FEP no subvenciona la construcción, modernización o exportación de buques pesqueros, existen una serie de vacíos legales y exenciones, como las subvenciones al combustible, cambio de motores, construcción de puertos e infraestructuras de almacenamiento, y promoción e incentivación del consumo de pescado.

“Las subvenciones que promueven la capacidad de la flota pesquera han alimentado la sobrecapacidad y la sobrepesca,  contribuyendo a que sea económicamente viable pescar más y más lejos”, declara María José Cornax, Responsable de Pesca de Oceana Europa. “Si queremos una industria pesquera viable a largo plazo y unos ecosistemas saludables, se han de eliminar estas subvenciones, destinando el dinero de los contribuyentes a la declaración de áreas marinas protegidas, a medidas de control y seguimiento y a la investigación científica, conceptos para los que frecuentemente escasea el presupuesto”.

La rentabilidad económica y el combustible

Muchas flotas europeas sólo pueden operar con la ayuda de subvenciones. Un análisis económico recientemente publicado por la Comisión Europea ha revelado que, a pesar del apoyo económico que recibían, entre un 30% y un 40% de los segmentos de flota experimentan pérdidas económicas[1]. Estas son especialmente importantes en el caso de los artes de pesca más destructivos, que son los que más combustible precisan.

Las subvenciones al combustible no solamente promueven la sobrepesca reduciendo los costes operativos, sino que además permiten pescar más y más lejos de lo que sería económicamente posible sin ellas. El informe de Oceana, que también revisa estos programas de ayudas a los costes del combustible, estima la cantidad total de fondos destinados a tal fin en 1,4 millones de euros.

La Política Pesquera Común se encuentra actualmente en proceso de revisión. En el próximo mes de noviembre, se publicará un borrador para un nuevo instrumento de financiación. Teniendo en cuenta la enorme ineficiencia de la industria pesquera en Europa y el estado de los recursos marinos, la formulación de estas nuevas políticas ha de implicar un cambio radical.

Más información


[1] Datos correspondientes al periodo 2002-2008.