UNESCO pide un informe a España sobre las instalaciones petrolíferas marinas frente a Doñana tras la denuncia de Oceana

Todos comunicados de Prensa…

Oceana ha propuesto la ampliación de la zona marina del Parque Nacional de Doñana, en peligro por la contaminación crónica de hidrocarburos y los vertidos accidentales


Septiembre 16, 2010
Madrid
Contact:
Marta Madina ( [email protected] )




La organización confía en que no se repita el caso de Ibiza, donde, a pesar de ser también Patrimonio Natural de la Humanidad, se aprobó la construcción de una vasta ampliación del puerto.

Oceana celebra que la UNESCO y la UICN hayan hecho pública su decisión de solicitar al Gobierno español un nuevo informe más detallado sobre el estado de los proyectos de las industrias petrolíferas La Rábida y Balboa y sus posibles afecciones al Parque Nacional de Doñana y su entorno. La organización internacional de conservación marina solicitó esta medida en 2009 ante el creciente riesgo de mareas negras en la zona, que ponen en peligro su rica biodiversidad.

La decisión se ha hecho pública esta semana, tras el comité celebrado en Brasilia en agosto. La UNESCO y la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza), organismos encargados de evaluar el estado del Parque Nacional de Doñana como Patrimonio Natural de la Humanidad, han considerado como una amenaza el desarrollo de la industria petrolífera en las aguas frente a esta zona.

El incremento de esta actividad conllevaría el aumento del tráfico marítimo de buques cargados de carburantes, lo que supone una contaminación crónica y un elevado riesgo de vertidos accidentales de hidrocarburos. El entorno marino del Parque Nacional de Doñana se encuentra en estos momentos gravemente amenazado. Oceana solicita un aumento de protección ampliando la escasa área marina protegida existente actualmente.

En agosto de 2009, Oceana alertó a la UNESCO y la UICN del aumento del riesgo de mareas negras frente al Parque Nacional de Doñana, debido a los proyectos de expansión de la industria petrolífera en el área: por un lado la instalación de una monoboya y gasoducto para la descarga de petróleo, como parte de la proyectada refinería Balboa en Extremadura, y por otro, la ampliación de la actual refinería La Rábida de Cepsa. Esta situación ha sido denunciada por numerosas organizaciones ambientales y plataformas ciudadanas.

“La llamada de atención a España se produce después de que se aprobara la ampliación del puerto de Ibiza, también Patrimonio de la Humanidad. Esperamos que en el caso de Doñana la balanza se incline hacia la preservación de la biodiversidad y en pro de las energías renovables, impidiendo el avance de las mareas negras en una de las zonas más ricas y productivas de nuestras aguas. En este sentido, es necesario avanzar en el desarrollo de la energía eólica marina”, señala Xavier Pastor, Director Ejecutivo de Oceana Europa.

Oceana lleva años estudiando con buceadores y robot submarino (ROV) la biodiversidad de la zona y dando a conocer la necesidad de aumentar su protección. Las aguas frente al Parque albergan especies marinas de gran valor ecológico, muchas de ellas protegidas. Numerosas especies de interés comercial, así como caballitos de mar, cetáceos y plantas formadoras de praderas –como la Zostera marina están presentes en el área. Sobre las lajas de piedra se encuentran corales árbol amarillo, grandes colonias de coral anaranjado o bosques de ramos de coral, entre otras muchas especies de invertebrados y peces.

La resolución adoptada por la UNESCO y la UICN supone una oportunidad para salvaguardad la integridad del Parque Nacional y su entorno marino, al tener España que justificar las afecciones que cualquier actividad pudiese causar al sitio declarado Patrimonio de la Humanidad. Recientemente la UNESCO ha intervenido en un proceso similar, al poner España en peligro la integridad de otro de sus sitios declarados Patrimonio de la Humanidad, la ciudad de Ibiza y su entorno marino con motivo de la ampliación del puerto. En este caso, la UNESCO ha establecido una serie de recomendaciones, pero su decisión no ha sido suficientemente firme para detener esta obra y las graves consecuencias que tendrá para el ecosistema marino.

Informe: Doñana y el Golfo de Cádiz. Propuesta para la ampliación del área marina protegida