Unilever abandona el uso de productos derivados del tiburón en sus cosméticos

Todos comunicados de Prensa…

Como parte de su campaña para poner fin al uso de escualeno de tiburón, Oceana ha recibido la noticia de que la multinacional dejará de usar este producto a principios de 2008, uniéndose así a otras empresas cosméticas europeas que ya lo han hecho


Enero 29, 2008
Madrid
Contact:
Marta Madina ( mmadina@oceana.org )




Oceana, la organización internacional dedicada a la conservación marina, lleva a cabo una campaña para poner fin al uso de aceite de hígado de tiburón, conocido como escualeno, en productos cosméticos. Europa es importante en la producción y el comercio de escualeno y la campaña ha incluido visitas de investigación a puertos pesqueros y tiendas de cosméticos, y debates con empresas cosméticas y fabricantes de escualeno para recoger datos sobre el uso, comercio y los mercados de este producto, y de los tiburones de donde éste procede.

Oceana ha recibido la noticia de que Unilever, una multinacional famosa por muchas de sus marcas de alimentos, cuidado personal y productos de limpieza, ha decidido eliminar el escualeno de tiburón de sus marcas de cosméticos, incluida Pond’s y Dove, y reemplazarlo con una versión vegetal. Según Unilever, la nueva producción empezará a principios de este año y se espera que las nuevas formulaciones estén en las tiendas a principios de abril de 2008.

El escualeno es un compuesto orgánico que se encuentra en ciertos animales y plantas y se usa como emoliente en diferentes productos cosméticos, como cremas, lociones y esmaltes. El aceite de escualeno se puede obtener del hígado de los tiburones, donde se encuentra en grandes cantidades. Los tiburones de aguas profundas (los que viven en profundidades oceánicas de 300 a 1.500 metros) disponen de reservas especialmente grandes de escualeno, ya que sus hígados pueden suponer hasta un tercio del peso total del animal. La sobrepesca de estos animales ha contribuido a que se produzcan unos declives drásticos de la población de determinadas especies; algunas de ellas en la Lista Roja de especies amenazadas de la UICN (Unión Mundial para la Conservación de la Naturaleza). Oceana ha estado haciendo campaña para poner fin a la derrochadora pesquería de redes de enmalle de aguas profundas para los tiburones en el Atlántico Noreste desde 2005.

El escualeno procedente de los tiburones tiene un sustituto disponible en el mercado que procede totalmente de un origen vegetal. El escualeno se puede obtener a partir de las aceitunas (un componente del aceite de oliva), que tiene las mismas cualidades que el escualeno de origen animal y es más económico.

Con la decisión de dejar de usar escualeno de tiburón, Unilever se ha unido a otras empresas cosméticas con base en Europa que informaron a Oceana que no utilizan este producto procedente de animales amenazados y que prefieren fuentes sostenibles de origen vegetal. Como Unilever, L’Oréal actualmente está realizando la retirada paulatina de la producción con escualeno de tiburón y lo está sustituyendo por el ingrediente de origen vegetal. Beiersdorf, LVMH, Henkel, Boots, Clarins, Sisley y La Mer (perteneciente a Estée Lauder) han tomado la decisión de dejar de usar escualeno de tiburón o simplemente ya tenían la política de no utilizarlo nunca, según la información que estas empresas proporcionaron a Oceana.

El tiburón es un animal que desempeña un papel crucial en el equilibrio y la salud de los ecosistemas marinos pero, a causa de sus características biológicas particulares, es especialmente vulnerable a la sobrepesca. Los tiburones, y en especial las especies de aguas profundas, son de crecimiento lento, viven mucho tiempo y tienen escasa descendencia. A menudo, sus poblaciones no se pueden recuperar por la elevada explotación a la que se ven sometidas, y hoy en día más de un tercio de los tiburones y rayas afines de Europa están en peligro de extinción. Los tiburones son considerados especie objetivo en muchas pesquerías industriales de todo el mundo y también se pescan con frecuencia como captura accidental en pesquerías que tienen como pesca objetivo otras especies. 

“Oceana se alegra al ver que algunos de los nombres más importantes de la industria cosmética reconocen sus responsabilidades corporativas y eligen no contribuir a la extinción de estos importantes animales,” declaró Rebecca Greenberg, científica marina de Oceana y coordinadora de la campaña de tiburones. “Animamos a la gente a que sean consumidores informados y responsables y pregunten a los vendedores de cosméticos acerca del origen del escualeno y hagan compras de productos de empresas que nunca hayan usado este producto de origen animal en cosméticos o que hayan tomado la decisión de sustituirlo”.

Oceana ha demostrado su voluntad de seguir con las conversaciones con otras empresas, cosméticas y de otros tipos, que siguen usando ingredientes que proceden de los tiburones para sus productos y alienta a las empresas que actualmente utilizan escualeno de origen vegetal a que lo destaquen en los embalajes de su producto final.