Propuesta de áreas marinas de importancia ecológica. Atlántico sur y Mediterráneo español

Todos informes…

Diciembre, 2008

Según los acuerdos alcanzados en el Convenio de Biodiversidad de Naciones Unidas, y como una de las medidas para frenar la pérdida de diversidad biológica en el planeta, en 2010 todos los países deben haber protegido, al menos, un 10% de los grandes biomas terrestres, como bosques, prados, lagos, ríos, etc. En el caso de los mares se ha establecido la fecha de 2012 para alcanzar este objetivo. Por su parte, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) recomienda la protección de, como mínimo, entre un 20% y 30% de todos los hábitats oceánicos.

La estimación que hacía UICN cuando se realizaba esta recomendación nos indicaba que la superficie marina protegida mundial cubría solo un 0,5% de los océanos, siendo en la Unión Europea de un 2,7%. Un reciente estudio de “Sea Around Us” calcula que las AMP cubren un 0,65% y un 1,16% si tenemos en cuenta sólo las ZEE.

Según datos del gobierno, España cuenta con 674.448 ha. de áreas marinas protegidas. Pero según Europarc-España6, la superficie marina española protegida es de sólo unas 250.000 hectáreas. Si tenemos en cuenta que entre aguas territoriales y ZEE las aguas bajo jurisdicción española tienen una superficie de casi 1 millón de km2, entonces la superficie protegida sería entre un 0,3% y un 0,67% dependiendo de las fuentes.

En nuestro propio análisis, la estimación de superficie protegida es de cerca de 525.000 hectáreas, en su inmensa mayoría (salvo en el caso de El Cachucho) dentro de las 12 millas de aguas jurisdiccionales. Pero, independientemente de la cifra total de aguas marinas bajo alguna figura de protección, la realidad es que aún nos encontramos muy lejos de los objetivos marcados por los convenios y acuerdos internacionales.

Uno de los mayores problemas a la hora de crear nuevos espacios protegidos es la falta de información y el escaso conocimiento que tenemos de los ecosistemas marinos, siendo esta carencia más acusada cuanto a mayor profundidad nos referimos.

El objetivo de este informe y del trabajo realizado es aportar información para acelerar el proceso de declaración de nuevas áreas marinas protegidas (AMP) y facilitar el acercamiento a los compromisos internacionales.

Durante los meses de mayo a octubre de 2007 se realizó un estudio con submarinistas y ROV (Remote Operated Vehicle-Vehículo Operado por control Remoto) en más de una quincena de puntos del Mediterráneo español potencialmente interesantes para pasar a formar parte de la red de espacios marinos protegidos. De esta forma se completa el trabajo previo realizado en 2006, cuando se llevaron a cabo 40 inmersiones con submarinistas en una veintena de espacios protegidos y de interés de este mar, para documentar los principales hábitats vulnerables infralitorales y circalitorales.

Se han documentado prados de fanerógamas marinas, jardines de gorgonias, campos de esponjas, coralígeno, fondos de maërl, bosques de laminarias y Cystoseira sp., desiertos marinos, cuevas, montañas submarinas, etc.

Con la información recopilada, confiamos en facilitar la ampliación de áreas marinas existentes, la creación de nuevas zonas protegidas, la definición de zonas colchón para una mejor gestión de los espacios regulados y la designación de zonas de tránsito y conectividad entre AMPs, además de aportar información sobre las comunidades y especies existentes en estos fondos.

Download "Propuesta de áreas marinas de importancia ecológica. Atlántico sur y Mediterráneo español" (PDF)