La aplicación de la directiva IPPC a la industria de producción cloroalcalina con células de mercurio

Todos informes…

Enero, 2005

La Directiva IPPC (Integrated Pollution Prevention and Control [Prevención y Control Integrados de la Contaminación]) es un instrumento vinculante para todos los Estados miembros. Exige a estos que se alcance un resultado concreto y preciso y es que todas las instalaciones existentes cuenten con un permiso integrado que cumpla con los requisitos mínimos, entre ellos, la aplicación de las Mejoras Técnicas Disponibles (MTD) a partir del 30 de octubre de 2007 a más tardar.

La aplicación de las MTD implica que las autoridades competentes están obligadas a exigir que los titulares de las instalaciones apliquen una de las Mejores Técnicas Disponibles. Los Estados miembros también están obligados a garantizar que se cumple con esta obligación de adaptar las instalaciones existentes a la MTD dentro del plazo previsto por la Directiva IPPC.

La Comisión Europea, en su papel de guardiana de los Tratados está obligada a velar por la correcta aplicación de esta Directiva. Por tanto, tendrá que velar porque los Estados Miembros, a través de sus autoridades competentes exigen la aplicación de la MTD en el funcionamiento de las instalaciones pertenecientes a los sectores a los que son de aplicación esta Directiva.

No existe lugar a dudas: la tecnología de células de mercurio utilizada por la industria de producción cloroalcalina es una tecnología que no puede calificarse como MTD. Por tanto, a la luz del análisis realizado sobre la Directiva IPPC, la conclusión es que las instalaciones cuyo proceso de producción está basado en las células de mercurio deben modificar sus procesos de producción antes del 30 de octubre de 2007 para poder contar con un permiso integrado.

Download "La aplicación de la directiva IPPC a la industria de producción cloroalcalina con células de mercurio" (PDF)